Juan Mora y Emilio de Justo, un mano a mano cacereño de dos ‘toreros de Madrid’

Juan Mora y Emilio de Justo, un mano a mano cacereño de dos ‘toreros de Madrid’

El aficionado a los toros sabe que el calificativo ‘torero de Madrid’ solo se concede a aquellos diestros que, independientemente de haber nacido o no en nuestra región, se ha ganado el reconocimiento de la afición de la plaza de toros de Las Ventas. Y este domingo en la plaza de toros de Cáceres se anuncian a dos toreros que aquella provincia que lucen con orgullo ese apelativo.

Porque hablar de Juan Mora y de Emilio de Justo es hablar de dos toreros que relanzaron su carrera en la monumental madrileña. De ahí salieron lanzados en su día tras conquistar triunfos que ya forman parte de la historia del coso venteño. Y actuarán en Cáceres este domingo tras aceptar el reto de no dejar sin toros a la plaza de su capital durante sus fiestas de San Fernando.

Juan Mora es uno de los toreros más veteranos del escalafón. El torero de Plasencia tomó la alternativa en 1983 y la confirmó en Madrid un año después. En esta plaza ha conseguido sus mayores logros, con un total de tres puertas grandes. Si bien, la más reveladora e impactante de las tres fue la última de ellas. En la Feria de Otoño de 2010, cuando cortó un total de tres orejas ante una corrida de Torrealta.

Aunque también, el cacereño ha vivido momentos duros durante su trayectoria, como la gravísima cornada que sufrió en la Feria de San Lucas de Jaén de 2001 cuando un toro de Joaquín Barral le seccionó la vena femoral, dejándolo al borde de la muerte. En los dos últimos años no ha trenzado ningún paseíllo. El último se remonta a julio de 2017, cuando toreó en la plaza de toros de Melilla.

El otro cacereño de este mano a mano es Emilio de Justo, uno de los toreros de moda del actual escalafón. Y lo es fruto a sus triunfos rotundos en estas últimas campañas, especialmente en Las Ventas. El pasado mes de septiembre abrió su primera Puerta Grande en Las Ventas en la Feria de Otoño, y este mismo miércoles ha cuajado una de las faenas de la actual Feria de San Isidro, cortando una oreja a un encastado ejemplar de Victorino Martín.

Emilio de Justo, postergado al olvido en los primeros años de su carrera profesional tras tomar la alternativa en 2007. Tuvo que refugiarse en plazas francesas y peruanas para poder subsistir en esta profesión. Pero el eco de sus triunfos en estos cosos, le hizo tener una nueva oportunidad en las principales plazas de España, donde se ha convertido ya en pilar imprescindible de cualquier feria.

Y para que este mano a mano tenga sentido, se ha buscado un ganadería en buen momento. El hierro salmantino de El Pilar, que en la Feria de San Isidro de Madrid lidió una corrida encastada y exigente que no aburrió a nadie.

Los mimbres están puesto para que las cámaras de Telemadrid puedan ofrecer una gran tarde de toros este domingo desde Cáceres.

Síguenos en directo en Telemadrid, Telemadrid.es y en nuestras aplicaciones de iOS y Android

Programas Completos

Más de toros