27ª de la Feria de San Isidro: Llegaron los Miura a las Ventas

27ª de la Feria de San Isidro: Llegaron los Miura a las Ventas

Llegaron los Miura a san isidro. Inexplicablemente protestado por algunos, decepcionados tal por las tablillas que no mostraban el digito 6 en los kilos. Un miura es un miura, en cuanto largo, alto, cornalón, de comportamiento despistado y con peligro.

Peligro tuvo el primero de Rafaelilla, cuyo único defecto fue no evidenciarlo a los tendidos. Sí lo hizo empero en el cuarto, por lo que el público lo vio y respetó con silencio al diestro murciano.

Veinticinco segundos y aún me quedan dos diestros más. Vamos allá.

Pepe Moral, del mal el menos, se llevó un segundo con transmisión y algunas posibilidades de triunfo. Las mismas que aprovechó el sevillano contra viento y miura. ¿Su defecto? No rematar abajo. Cuando lo hizo le salieron dos naturales con los que la plaza rugió.

El fallo a espadas dejó todo en ovación con saludos. Con el imposible quinto, silencio.

Romás probaba fortuna por segunda vez en la vida con miuras. Y se notó. No vio claro, no se acopló con el segundo, sin que nada se le pueda echar en cara.

Como tampoco en el sexto, con el que se vino arriba y dejó detalles de su esfuerzo, ganas y voluntad.

FICHA DEL FESTEJO:

Seis toros de Miura, muy desiguales de volúmen pero mal presentados en conjunto por falta de cuajo y remate y por su disparidad de cabezas. En cuanto a juego, salvo el segundo, que resultó manejable y embistió con nobleza por el pitón izquierdo, compusieron una áspera mansada de negada y violenta actitud defensiva.

Rafaelillo, de añil y oro: atravesada que asoma y once descabellos (silencio tras aviso); pinchazo hondo y dos descabellos (silencio).

Pepe Moral, de negro y plata: pinchazo, estocada trasera y cuatro descabellos (ovación tras aviso); pinchazo y estocada baja delantera (silencio).

Román, de grana y oro: cuatro pinchazos, estocada caída atravesada y dos descabellos (silencio tras aviso); estocada baja y descabello (palmas).

Entre las cuadrillas, destacaron Pedro Iturralde, picando al tercero y Raúl Martí en la brega del sexto.

Vigésimo séptimo festejo de abono de la feria de San Isidro, con lleno en los tendidos (22.597 espectadores, según la empresa, en tarde agradable, con algunas rachas de viento.

EFE