Un recorrido por el Madrid más científico

Museo Arqueológico de Madrid
Museo Arqueológico de Madrid |Europa Press

Madrid es un escaparate irresistible para todos los gustos y sentidos: cultura, turismo, arquitectura, gastronomía y por supuesto, ciencia. Una gran ciudad con edificios para todo y para todos. También para los amantes del universo, la tecnología, la aerodinámica... y todas las vertientes de un conocimiento que nos ha hecho avanzar a los largo de todos los tiempos.

Descubre qué edificios debes visitar si te interesa cualquier rama científica.

El museo de Ciencias Naturales: un clásico

Detalle del Museo de Ciencias Naturales de Madrid |Europa Press

¿Por dónde empezar? Por el principio. El Museo de Ciencias Naturales (que depende del Consejo Superior de Investigaciones Científicas), nos propone hacer un recorrido por los avances científicos que han cambiado la humanidad por completo. Con una plantilla con más de medio centenar de científicos, ofrecen conocimientos desde geología hasta biodiversidad o cambio climático.

El Museo de Ciencias Naturales se encuentra en un edificio palaciego de estructura metálica, contruido por Fernando de la Torriente y Emilio Boix y Merino entre 1882 y 1887, el antiguo Palacio de las Artes y las Ciencias (calle José Gutiérrez Abascal, 2). La entrada está entre 3 y 5 euros y en este momento se pueden visitar las exposiciones de 'Pájaros en la cabeza', 'Anfibios españoles' y un homenaje a Santiago Ramón y Cajal, que llegó a ser director de esta institución en 1920.

El Madrid de los premios Nobel españoles
El Madrid de los premios Nobel españoles
El Madrid de los premios Nobel españoles

El Madrid de los premios Nobel españoles

La antropología también es una ciencia

Situado en la calle Alfonso XII, 68, frente a la estación de Atocha, se encuentra uno de los museos más atractivos de Madrid: el museo Nacional de Antropología. El edificio fue construido en 1875 por Francisco de Cubas y González Montes, y fue un encargo de una figura muy relevante en el campo médico de esta época: Pedro González de Velasco. De ahí que en un primer momento, el doctor tuviera junto al museo su vivienda y una escuela de medicina.

Este 'templo científico' fue remodelado posteriormente, al ser adquirido por el Gobierno, para convertirse en el museo que hoy conocemos, dedicado a mostrar la evolución del hombre.

Cuenta con un acceso virtual, una biblioteca pública, muchas actividades destinadas al público infantil y entradas muy asequibles, entre 1 y 3 euros. Durante dos semanas permanecerá cerrado por obras.

Si buscas Tecnología

El Museo Nacional de Ciencia y Tecnología es de obligada visita en tu ruta científica. Está situado en el Paseo de Delicias, 61, junto al Museo del Ferrocarril, y su objetivo principal es acercar la ciencia a todos. De ahí que incluya un buen número de actividades destinadas a los niños y colegios.

De esta forma, el recorrido no solo incluye objetos y aparatos que los niños no han visto nunca, como los teléfonos de pared o el gramófono, sino que también invitan a probar experimentos científicos para perderle el miedo a la física y la química.

Un taller de tecnología en el Museo de Ciencia y Tecnología de Madrid |Europa Press

Más de 18.000 objetos que son patrimonio histórico y científico al servicio de todos en un museo no muy antiguo. Tal y como hoy lo conocemos, comenzó a funcionar hace cuarenta años. La entrada general es gratuita y la de los talleres específicos, de 3 euros.

La ciencia al servicio del transporte

Junto al Museo de Ciencia y Tecnología se encuentra el Museo de Ferrocarril (Paseo de Delicias, 61), que nos invita a un apasionante viaje sin salir de la ciudad por vagones que un día visitaban ciudades y países y estaban llenos de vida.

Interior del Museo del ferrocarril |Europa Press

La historia del ferrocarril también está ligada a la ciencia. Sus avances se reflejan directamente en el tipo de transporte que utilizamos.

Está situado en la que antaño fue una estación de tren operativa, la estación de Delicias, que funcionó a pleno rendimiento desde 1880 hasta 1969. El arquitecto fue el francés Èmile Cachelièvre. De ahí esa imponente estructura metálica inspirada en otras construcciones francesas de la época.

La entrada, por cierto, cuesta entre 3 y 6 euros.

La aerodinámica de los aviones

Y cómo no, no podemos hablar de ciencia sin hablar de los aviones. El conocido como 'Museo del aire' es en realidad el Museo de Aeronáutica y Astronáutica del Ejército del Aire y se encuentra en Cuatro Vientos (Autovía del Suroeste, Km 10.5).

Uno de los aviones que pueden verse en el Museo del aire de Madrid |REDACCIÓN

El museo guarda joyas de incalculable valor, como el autogiro diseñado por Juan de la Cierva, hasta hidroaviones, bombarderos, motores, medallas y la posibilidad de entrar en la cabina de un avión de pasajeros.

La entrada es gratuita pero se pide un donativo voluntario de 3 euros. Actualmente la visita es bajo reserva previa online.

La ciencia que hace que un barco flote

El Cuartel General de la Armada del Paseo del Prado,3, incluye en su primera planta un fabuloso Museo naval, que además acaba de reabrir sus puertas en su horario de 10 a 19 horas.

Gracias a este museo, podemos conocer de cerca las distintas embarcaciones que ha tenido la flota española hasta ahora, con maquetas que además muestran las diferentes técnicas constructivas y un repaso por navegantes ilustres. Toda una delicia para los amantes del mar.

Mirar al infinito

El Planetario de Madrid |Europa Press

El universo siempre ha atraído todas las miradas y es el lugar más inexplorado por el hombre y con más incógnitas... Normal que tantos edificios busquen las respuestas y ofrezcan la posibilidad de acercarse un poco más a las estrellas.

  • El Planetario: construido por el arquitecto madrileño Salvador Pérez Arroyo en 1986, es todo un referente de la ciencia y el estudio y observación del universo. Está situado en el Parque Tierno Galván, en la Avenida del Planetario, 16, y ofrece numerosas y atractivas actividades científicas y culturales para todas las edades. Su cúpula esconde un telescopio de 150 mm de abertura. Las entradas, entre 1,65 y 3,60 euros. 
  • El Museo de Astronomía y Geodesia: este museo se encuentra en Ciudad Universitaria, muy cerca de la Facultad de Ciencias Químicas (Plaza Ciencias, 3). Depende de la Universidad Complutense de Madrid, y es bastante reciente, ya que se inauguró en 1995. ¿Y qué podemos encontrar aquí? Una maravillosa colección de objetos de astronomía, geodesia y topografía desde el siglo XIX hasta nuestra época. 
  • Real observatorio de Madrid: quién iba a decir que el parque del Retiro también acoge entre todos sus edificios un Observatorio astronómico. Pues así es. Se encuentra en un edificio diseñado por el gran Juan de Villanueva, gracias al encargo del científico Jorge Juan. Dentro, podemos observar diferentes instrumentos relacionados con la astrofísica, como el popular péndulo de Foucault. La entrada, por cierto, está entre 3 y 5 euros. 
Los edificios que esconde el parque El Retiro
Los edificios que esconde el parque El Retiro
Los edificios que esconde el parque El Retiro

Los edificios que esconde el parque El Retiro

El Museo Geominero

Las rocas y minerales también forman parte de la Ciencia, y como tal, tienen su propio museo, el Museo Geominero de Madrid, que se encuentra en la calle de Ríos Rosas, 23, en un precioso edificio construido a principios del siglo XX por Francisco Javier de Luque. Su interior, que llama poderosamente la atención, es una mezcla de estilos y cuenta con materiales como la madera, hierro forjado y cristal.

Detalle del interior del Museo geominero de Madrid |Twitter

El objetivo de este museo es conservar el patrimonio geológico del país,pero también en su vertiente paleontológica y en cuanto a los distintos minerales que podemos encontrar en todo el territorio. Además de la exposición de una gran colección de minerales e instrumentos utilizados en la geología, también se organizan numeroso programas educativos. La entrada además es gratuita.

Una joya de la Arqueología

Entrada al museo Arqueológico Nacional |Europa Press

Uno de los museos más visitados de la ciudad, es sin duda este: el Museo de Arqueología, una auténtica joya indispensable en toda ruta de visita científica. Flanqueado por dos esfinges aladas, y situado en un monumental edificio construido por el arquitecto Francisco Jareño y Antonio Ruiz de Salces en 1871, comparte edificio con la Biblioteca Nacional. Está, concretamente, en la calle Serrano, 13.

Exposiciones, conferencias y gasta un aula virtual, hacen de este lugar un centro de encuentro para todos aquellos que comparten inquietudes arqueológicas. El museo expone objetos desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna, e incluye numismática y objetos de Egipto y Oriente próximo. La entrada cuesta entre 1 y 3 euros.

El futuro que se hizo presente: la robótica

Aquí tenemos un museo modesto pero muy atractivo. Se encuentra dentro de las instalaciones del Centro Comercial ABC Serrano (calle Serrano, 61), y pretende ofrecer un recorrido por el pasado, el presente y el futuro de la robótica. The Robot Museum incluye una gran colección de robots de los años 80. Sn embargo, dada la situación actual, se mantiene cerrado.