La Gran Vía, el decorado que muchos soñaron vivir

La Gran Vía, el decorado que muchos soñaron vivir

Gran Vía. Desde hace más de un siglo estas dos palabras han encarnado Madrid. Si la ciudad ha tenido una identidad, ha sido este cruce de caminos donde confluían todos los barrios y todos los futuros.

En 1910 se derribó el laberinto de calles estrechas y casas bajas que poblaban el kilómetro y medio entre la calle Alcalá y Plaza España.

Se necesitaron 20 años para completar la obra en tres fases

Fueron necesarios 20 años para completar la obra en tres fases. Dio paso a una arteria moderna que desde el principio fue adoptada por los madrileños como su calle favorita: tierra de todos, tierra de nadie.

Desde entonces, todo lo que ha cambiado, definido, modernizado y preocupado a Madrid ha tenido como hilo conductor esta avenida que ha cicatrizado en la memoria de los madrileños como el corazón de la ciudad.

Se la ha cantado, se la escrito, se la ha pintado y ha sido el decorado que muchos soñaron vivir y muchos vivieron.

Se pueden decir tantas cosas de la Gran Vía, aunque ninguna tan importante como el pedacito de historia personal que cada madrileño ha vivido en ella.

Al fin y al cabo, como diría el maestro. siempre hay un sueño que despierta en Madrid. Una nueva Gran Vía que se reabre a los peatones en unos días.

Programas Completos

Más de Gran Vía