El mal tiempo acorta la búsqueda del desaparecido en el mar y sigue en tierra

El mal tiempo acorta la búsqueda del desaparecido en el mar y sigue en tierra

El mal tiempo ha obligado al operativo de búsqueda del niño de 5 años desaparecido en la torrentada del levante de Mallorca a limitar solo a las primeras horas de esta mañana la búsqueda por mar que estaba prevista hoy, si bien se ha intensificado por tierra con el apoyo de dos helicópteros.

Hoy han estado trabajando en la zona devastada por las lluvias torrenciales del pasado martes hasta 300 personas, de los que 200 han estado centrados en la búsqueda del niño desaparecido, cuya madre murió en la torrentada, ha explicado la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera.

Las condiciones meteorológicas no han permitido avanzar lo suficiente mar adentro pero "se ha trabajado de forma intensa en tierra, en la zona del torrente y en el litoral, mediante una búsqueda minuciosa, palmo a palmo", ha detallado.

Bomberos, guardias civiles y miembros de la Unidad Militar de Emergencias han formado parte del dispositivo, junto a tres embarcaciones (dos de la Guardia Civil y una de Salvamento Marítimo) que han tenido que retirarse sobre las 11.00 horas por las malas condiciones del mar.

Los tres equipos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil (uno de Palma, otro de Madrid y otro de Ibiza) han tenido que salir del agua sobre las 15.00 horas ante la imposibilidad de bucear también por el mal tiempo.

El portavoz de la Guardia Civil ha detallado si bien la previsión era finalizar los trabajos de búsqueda de hoy sobre las 17.00 horas, los GEAS y los grupos de rescate de montaña han decidido aprovechar la luz y continuar con el rastreo en costa a pie todo lo que han podido, en zonas de difícil acceso con barrancos y mucho material acumulado, arrastrado por el agua.

De este modo, la búsqueda ha seguido por tierra, donde se intenta hacer por tramos que se van descartando "una vez se certifica que ahí no hay nada".

Hoy han localizado un nuevo vehículo que había permanecido oculto hasta ahora en la zona del torrente, pasado Son Carrió, se ha comprobado su interior con cámaras, se ha visto que estaba vacío y se ha rescatado la documentación para etiquetarlo.

Para mañana está previsto que los GEAS trabajen si es posible próximos a la costa y si los helicópteros avistaran algo desde el aire también intentarán ir los buzos si la meteorología lo permite.

El responsable del instituto armado ha añadido que no se ha denunciado ninguna desaparición más y ha detallado que la tempestad está arrojando a la orilla todo tipo de materiales que se van revisando, desde muebles a botellas de butano y electrodomésticos.

La consellera Cladera ha añadido que "la fuerza del mar está sacando muchos restos y material, sobre todo hacia Canyamel" y los miembros del operativo de búsqueda lo revisan por si pudiera haber cualquier posible indicio.

La previsión del mal tiempo es para hoy y también mañana, con alerta naranja por lluvias, tormentas y viento, por lo que la responsable autonómica augura que "mañana también será difícil poder avanzar pero se seguirá trabajando en tierra y en cuanto se pueda se retomará el trabajo en el mar, con una búsqueda detallada en cuanto sea posible".

Tras la torrentada, hasta el momento se han hallado 324 vehículos dañados, que han sido identificados y etiquetados.

Bomberos y técnicos municipales trabajan para determinar el número de viviendas afectadas, a quienes mañana se suma de forma voluntaria el Colegio de Arquitectos de Baleares.

En cuanto a los restos, del jueves a sábado se han recogido 2.823 toneladas de basura. Solo ayer se recogieron 1.914 en un solo día, y para hoy se esperan "muchas más" ha dicho Cladera, quien ha advertido de que queda aún una cantidad importante de material por retirar. Hoy han trabajado 45 camiones de la empresa gestora de los residuos en Mallorca Tirme y ayer hubo 42.

Además ha habido unos 200 voluntarios que han trabajado en las labores de limpieza hoy sobre todo en Sant Llorenç y también en Son Carrió.

La cifra de animales muertos retirados asciende a 265 y se han hallado unos 60 vivos.

Además de mantener el operativo de búsqueda del niño, el dispositivo de limpieza se retoma mañana a pleno rendimiento en torrentes, zonas urbanas y rurales, después de que hoy una parte de sus componentes hayan descansado.

Ante el temor de los vecinos de Sant Llorenç por la previsión de mal tiempo, Cladera considera "normal que estén asustados por lo que ha pasado" y les pide precaución, "que estén atentos y si llueve que no salgan de casa".

Mañana todos los colegios de la zona vuelven a la normalidad, así como el transporte escolar de toda la comarca de Llevant, y las familias y profesores afectados recibirán asistencia psicológica.

Además empezará a montarse una ventanilla única de atención a los damnificados, con la formación del personal que formará parte de la misma. El Ayuntamiento de Sant Llorenç empezará a dar hora a los vecinos a partir del martes, para ayudarles a tramitar las ayudas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Mallorca