Sánchez declara un patrimonio de 342.990 euros y una deuda de 192.026 euros

Los ministros de Asuntos Exteriores, Josep Borrell; de Ciencia, Pedro Duque, y de Educación, Isabel Celaá, son los miembros del Gobierno que cuentan con más patrimonio declarado, por encima del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero por debajo del de algunos embajadores y ex altos cargos.

Sus declaraciones patrimoniales han sido publicadas hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que en 715 páginas recoge los datos de más de mil altos cargos y excargos del Gobierno socialista y del que antes dirigió con el PP Mariano Rajoy.

En el repaso del actual equipo de Gobierno, su máximo responsable, Pedro Sánchez, dice tener un patrimonio de 180.794 euros en bienes inmuebles, una cantidad inferior a su pasivo (créditos, préstamos y deudas), que asciende a 192.026 euros.

Además, según su declaración, el jefe del Ejecutivo posee 21.434 euros en depósitos en cuentas corrientes y otros productos financieros y 5.667 euros en acciones y participaciones. Además, ha declarado 135.093 euros en otros "bienes y derechos de contenido económico", que no se especifican para ninguno de la lista.

Un listado en el que destacan las cifras del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, con un patrimonio declarado de 2,77 millones de euros, de los que casi un millón corresponden a vivienda y otros inmuebles.

Otro de los miembros del Gobierno con más patrimonio declarado es el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, que tiene activos económicos en cuentas corrientes, acciones y participaciones en fondos y sociedades y otros derechos de contenido económico por un valor total cercano a los 1,5 millones de euros.

Recientemente, el diario digital okdiario publicó que Duque adquirió un chalé en Javea (Alicante) a través de una sociedad patrimonial para eludir el pago de impuestos, pero el ministro ha respondido a estas acusaciones y ha dicho que no cometió ninguna ilegalidad.

Un patrimonio similar refiere la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, es titular de 1,32 millones en cuenta corriente, acciones y participaciones y otros bienes económicos. Además, cuenta con 195.408 euros en bienes inmuebles y seguros de vida por 106.331 euros. Sus deudas ascienden a 152.846 euros.

Uno de los ministros del gabinete de Sánchez que presenta las cifras menos abultadas es el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, con un patrimonio inmobiliario valorado en 164.000 euros y una deuda por 100.000. La suma de otros activos arroja una cantidad de 41.000 euros.

Todos ellos están por debajo del patrimonio declarado por la exministra de Agricultura y Medio Ambiente Isabel García Tejerina, la miembro del último gabinete de Mariano Rajoy que cuenta con más activos: algo más de 3 millones de euros en bienes inmuebles y otros activos financieros, frente a una deuda de 317.177 euros.

Por su parte, el patrimonio de Rajoy es de 1.541.500 euros, que se desglosan así: 578.119 euros en viviendas y otros inmuebles, 28.819 en cuentas corrientes y otras imposiciones, 666.171 euros en acciones y participaciones en el capital social o fondos patrimoniales de sociedades de inversión, 261.508 euros en seguros de vida y 6.894 euros en otros bienes económicos no especificados.

Rajoy no tiene deuda alguna, según su declaración.

Mientras, la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría es titular de 401.895 euros en bienes inmuebles, 155.173 euros en cuenta corriente, y acciones y otros bienes económicos no especificados por 60.226 euros. En cuanto a la deuda en créditos y préstamos computa 277.416 euros.

Íñigo Méndez de Vigo, exministro de Educación y exportavoz del Gobierno, declara 518.259 en bienes inmuebles y 759.298 en los conceptos de depósitos y cuentas financieras, acciones y fondos y otros bienes económicos no especificados.

En los datos personales de Méndez de Vigo figura una partida negativa de -76.271 en concepto de participaciones en entidades jurídicas negociadas, además de un seguro de vida de 273.076 euros.

La declaración patrimonial del que fuera ministro del Interior Juan Ignacio Zoido es la menos voluminosa del exgabinete de Rajoy y se resume en tres apartados: 82.562 euros en los que ha valorado sus bienes inmuebles, los 10.611 de ahorro y apenas 3.052 euros en acciones.

Y si se excluya a ministros y exministros, brilla con luz propia el patrimonio -50 millones de euros- que asegura poseer en casas, otros inmuebles y activos financieros el exsecretario de Estado de Defensa Pedro Argüelles, aunque su deuda también es cuantiosa: 20 millones.

También sobresalen los datos de muchos de los representantes diplomáticos de España en el exterior, entre ellos el embajador de Corea, Gonzalo Ortiz Díez-Tortosa, que refiere alrededor de 25 millones en distintos activos.

Otros casos de embajadores saltan a la vista en la lectura de esas páginas, más que nada por las cantidades de siete cifras, como de las que da cuenta la embajadora en Alemania, María Victoria Morera: solo en acciones 7 millones y en bienes inmuebles 1,28 millones.

Frente a estos números, también se detienen los ojos, pero por todo lo contrario, en los de la actual presidenta del Consejo de la Juventud de España, Julia Chica, que solo ha rellenado la casilla de los ahorros y tiene, según su declaración, 600 euros.

Quizá cosas del cargo y de la edad, porque en la casilla de su antecesor, Héctor Sanz, también aparecen en blanco los epígrafes de bienes inmuebles, acciones o participaciones, seguros de vida, etc... Incluso de la pasivos, o sea, las deudas. Un total de 3.780 euros figuran en el capítulo de cuentas corrientes y ahorro.

Nada que ver, por tanto, con otros patrimonios que también destacan a simple vista, como el de la ex secretaria de Estado de Educación Montserrat Gomendio, a quien la suma de sus activos declarados arroja un total de 13,4 millones de euros.

Mejores Momentos

Programas Completos