Noche de tensión en el AVE averiado con 717 pasajeros atrapados

Noche de tensión en el AVE averiado con 717 pasajeros atrapados

Una noche de pesadilla antes de Navidad. A oscuras, sin calefacción y sin agua. Así pasaron la tarde del sábado los 717 pasajeros del AVE que este sábado a las seis menos veinte de la tarde se quedó parado a la entrada de Vallecas.

La caída de la catenaria, posiblemente por el viento, causó la perdida de tensión eléctrica. El tren se quedó inmovilizado durante cinco horas.

A las once de la noche, se pudo transbordar a los pasajeros a otro convoy y llevarlos hasta la estación de Atocha.

Con ese convoy parado, los trenes con destino y salida puerta de Atocha acumularon un gran retraso. En estaciones como Guadalajara, hubo muchos momentos de tensión.

La incidencia afectó a dos vías. El colapso de Atocha provocó retrasos generales en Madrid y en muchos otros trenes que tuvieron que quedar detenidos en la vía o en Guadalajara.

Renfe se ha comprometido a devolver el importe de los billetes a los pasajeros afectados.