Metro, la infraestructura que cambió Madrid

Metro, la infraestructura que cambió Madrid

Desde el primer día llegó para quedarse. Cinco años después, el suburbano madrileño ya tenía estaciones en Atocha, Vallecas y Ventas.Se inicia así un desarrollo imparable que tuvo su colofón a finales de siglo. Una proeza que fue posible gracias a las grandes tuneladoras.

Pero el gran hito se alcanza en 2003, con la creación de Metrosur: una superlínea circular de 40 kilómetros capaz de servir al millón de habitantes de Alcorcón, Leganés, Fuenlabrada, Getafe y Móstoles.

Y fue un punto y seguido, hoy el suburbano tiene estaciones en 12 los municipios de la región. Un incremento exponencial en una ampliación que no cesa.