Metro estrena locales de ensayo de música en una antigua estación eléctrica

Metro estrena locales de ensayo de música en una antigua estación eléctrica

La Comunidad de Madrid cuenta con nuevos locales de ensayo de música que, gracias a una inversión de 719.348 euros, se han habilitado en la antigua subestación eléctrica de Metro situada en el distrito de Arganzuela.

Durante la inauguración, la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, ha podido comprobar que se trata de locales mucho más amplios, modernos y acordes a las necesidades de los jóvenes artistas de la región.

Este nuevo espacio, bautizado con el nombre de Metrónomo, cuenta con una superficie de 1.060 metros cuadrados, repartida en dos plantas, que ha permitido la creación de: 10 locales de ensayo de música (para los que hay destinados específicamente 500 m2), una sala de grabación, aseos, recepción y sala de instalaciones.

El objetivo de estas actuaciones ha sido mejorar el espacio que la Comunidad de Madrid y Metro ponen a disposición de los músicos y artistas para que puedan hacer sus ensayos y proporcionar, así, a los jóvenes creadores de la región unas mejores infraestructuras que les permitan desarrollar de manera "óptima" sus actividades culturales.

Será la Dirección General de Juventud, dependiente de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes, la que ahora asuma la gestión de estos locales, cuyos usuarios deberán contar entre 14 y 30 años de edad.

EQUIPAMIENTOS

Las 10 salas de Metrónomo contarán con el equipamiento musical necesario -mesa de mezclas, micros, amplificadores, instrumentos- para que los grupos y solistas puedan trabajar con altos niveles de calidad.

El centro contará con un estudio para la grabación de maquetas, arreglos u otras composiciones musicales.

Un acuerdo entre la Consejería de Transportes y la Dirección General de Juventud hizo posible la creación de las primeras salas de ensayo gratuitas, ubicadas en la red de Metro de Madrid, en una iniciativa pionera en España y Europa.

En 1991 comenzaron a funcionar los cinco locales de la estación de Usera, destinados a música, y en 1992 los de Cuzco.

Con el fin de mejorar las condiciones de las mencionadas salas se ha trasladado el uso de estos locales a la antigua subestación situada en la calle de Ancora.

Esta iniciativa de ofrecer locales gratuitos de ensayo, que es pionera en España y en Europa, según la Comunidad de Madrid, ayuda a que los jóvenes artistas puedan ahorrarse una media de 800 euros cada mes, al conseguir un espacio acondicionado para hacer sus ensayos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Metro de Madrid