Jorge Díaz-Rullo sigue creciendo en la escalada sin cuerdas

Jorge Díaz-Rullo sigue creciendo en la escalada sin cuerdas

Jorge Díaz-Rullo siempre ha sido un chico inquieto, aunque no siempre se ha visto atraído por la escalada. No fue hasta los doce años cuando se animó a empezar este deporte que ahora ocupa su vida al completo. Su hermano le convenció para probarlo y admite que está ahora enganchado. Su mundo gira en torno a este deporte y los viajes son constantes en busca de nuevos retos por toda España.

El madrileño de tan solo 21 años abre a Telemadrid las puertas de si feudo de entrenamiento, dónde llega a pasar hasta seis horas al día en las jornadas más exigentes. Afirma que los dedos y las manos son las que más sufren y habla con entusiasmo de la escalada y de cómo preparar una subida sin cuerda.

"Cada vez hay más rocódromos abiertos"

"No sabes ni lo que estás escalando, es solo tu mente y la vía. Realmente es seguro al 100%, si no, no lo harías", afirma el joven que admite que practica los distintos retos antes de escalarlo hasta en un centenar de ocasiones.

La escalada será deporte olímpico en Tokio 2020, un motivo que hace que crezca aún más. "Está teniendo un boom, cada vez hay más rocódromos abiertos", afirma Jorge, quien habla también de lo complejo que es vivir solo de la escalada. "Aquí es más difícil que en otros países. España es uno de los mejores sitios del mundo sin duda".