Erentxun, eléctrico y analógico

Erentxun, eléctrico y analógico

Aunque lleve 15 discos en solitario todavía le presentan como "el excantante de Duncan Dhu". Mikel Erentxun presenta un nuevo álbum, con sonido muy guitarrero y analógico. Y aprovecha para capear polémicas digitales.

Un disco de Erentxun sin guitarras acústicas. El donostiarra sale de la zona de confort y graba analógicamente un disco de regusto setentero. A contracorriente.

Guitarras, sí, pero el álbum, titulado 'El último vuelo del hombre bala', comienza con los sosegados glisandos de un arpa.

Para jugar al despiste en un disco de autor, más autor que nunca.

En su salida de la zona de confort aporta letras con referencias sociopolíticas y unas ideas musicales muy concretas en términos históricos para que nadie le desubique.

Erentxun nos recalca: en este país lo peligroso es estar de moda.

En la mañana de este viernes sí ha habido propuestas por parte de los candidatos, que han pedido el voto a los ciudadanos para crear un Madrid mejor a partir del 26 de mayo.