Un atípico Domingo sin ramos y silencioso en Madrid

Un atípico Domingo sin ramos y silencioso en Madrid

"No puedo acostumbrarme a ver las calles así" reconoce uno de los madrileños. Es el comentario general de muchos fieles y devotos que ya estarían llenando las calles madrileñas del centro para ver a la Borriquita en la catedral de la Almudena.

Imagen de silencio que impacta y se repite en la Basílica de San Miguel, donde tendrá que salir los Estudiantes.

"Para la gente que tiene sus creencias es un palo pero es lo que ahí" reconoce otro de los pocos madrileños que han salido a la calle para hacer sus compras esenciales o pasear al perro.

Misa marcada por el luto

El silencio impacta en el interior de la catedral de la Almudena donde se ha celebrado una misa muy lejos de cualquier otra de Ramos.

Unas circunstancias de dolor donde tienen presente a los fallecidos. A las doce de la mañana las campañas repicaron en un Madrid más solitario que nunca.