Cuatro zonas de Colmenar Viejo, Coslada, Arganda y Collado Villalba se suman a las restricciones

Cuatro zonas de Colmenar Viejo, Coslada, Arganda y Collado Villalba se suman a las restricciones

La Comunidad de Madrid endurece los criterios para limitar la movilidad en las zonas de salud. A partir de ahora de ahopra no serán los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes lo que marcará el límite. Umedida que afecta a otras cuatro zonas sanitarias de la Comunidad que a partir del lunes verán restringidad la movilidad de sus vecinos.

Serán las de zonas de Arganda del Rey, Sierra de Guadarrama en Collado Villalba, Colmenar Viejo Norte en Colmenar Viejo y Villeagudo en Coslada. Estas se unirán a las zonas basicas de salud ya afectadas, y que son recuerden las de Villa del Prado, Humanes y Reyes Católicos en San Sebastián de los Reyes.

La orden autonómica 1322/2020 de 9 de octubre establece para las nuevas zonas básicas limitaciones similares a las que entraron en vigor ayer en los nueve municipios incluidos en el decreto de estado de alarma: Madrid, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz.

Una veintena de municipios pequeños de Madrid tienen disparada sus tasas de contagio
Una veintena de municipios pequeños de Madrid tienen disparada sus tasas de contagio
Una veintena de municipios pequeños de Madrid tienen disparada sus tasas de contagio

Una veintena de municipios pequeños de Madrid tienen disparada sus tasas de contagio

En estos nueve municipios y en las siete zonas básicas "se desaconsejan los desplazamientos y actividades no imprescindibles", y se establece la restricción de entrada y salida en el perímetro del municipio o zona afectada, salvo desplazamientos "adecuadamente justificados".

La movilidad se permite por motivos laborales, médicos, accesos a centros educativos, regresar a la zona residencial; asistencia a personas mayores, menores o dependientes; acceso a entidades bancarias o de seguros, legales o administrativas; acudir a exámenes o cualquier otra necesidad prioritaria, urgente o de fuerza mayor.

La consejera de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Eugenia Carballedo, ha reconocido este sábado que "nadie puede estar orgulloso de lo que está pasando", ha considerado que "el dialogo era necesario desde hace meses" y que el estado de alarma se ha dictado "de una forma un tanto autoritaria" por el presidente del Gobierno, Pedro Sánhez.

"Vamos a llevar test de antígenos, que hemos comprado cinco millones, y a detectar cuáles son los pacientes asintomáticos susceptibles de contagiar sin saberlo, y vamos a pedirles a estos vecinos que restrinjan sus desplazamientos", ha añadido.

En este sentido, ha considerado que la estrategia que está usando la Comunidad de Madrid "da resultados" y que la situación "está mejorando" ya que la media de índice acumulado ahora es de 526 casos, "cifras cercanas a los 500 que pretende el señor Sánchez".