Un cuenco esmaltado único en el mundo

Un cuenco esmaltado de la dinastía Quing, del siglo XVII, va ser subastado en Hong Kong puede alcanzar un precio de 23 millones de euros. Posee unas características que lo hacen único en el mundo.

Este pequeño cuenco de cerámica pasaría probablemente desapercibido en cualquier alacena de cualquier casa del mundo. No parece nada especial, pero cuando sea subastado en octubre por la casa Sotheby´s en Hong Kong alcanzará al menos los 23 millones de euros.

Y es que el cuenco acumula numerosas rarezas que lo hacen único: es uno de los ejemplos más significativos de los fabricados durante la dinastía china Quing, del siglo XVII, con la técnica Falang, que implica decorarlo con esmaltes procedentes de otros países. Es el único conocido que no se exhibe en el museo del palacio nacional de Taipei.

Nicholas Chow, presidente de Sotheby´s Asia, explica que el cuenco fue esmaltado en el sur de China bajo la supervisión de misioneros jesuitas portugueses. Y además, formó parte de la colección de la propia corte del emperador en Pekín.

Una pieza absolutamente única por tanto, lo que justifica su elevado precio.

Mejores Momentos

Programas Completos