Un 40% de las personas LGTBI dicen haber sufrido violencia verbal en su trabajo

Un 40% de las personas LGTBI dicen haber sufrido violencia verbal en su trabajo

Llamativo estudio en medio de la semana del Orgullo, que muestra que la discriminación sigue estando muy presente en el ámbito laboral español. Lo firma UGT y refleja que un 42% de las personas LGTBI aseguran haber sufrido violencia verbal en su trabajo por su orientación sexual. La encuesta también refleja que el 86% ve necesario ocultar su condición para acceder a un empleo o una entrevista.

Tres de cada cuatro personas LGTBI tienen miedo a revelar su orientación sexual o identidad de género en el trabajo y para acceder a un empleo por miedo a represalias, según recoge un estudio elaborado por UGT, que también señala que un 40% de personas trabajadoras pertenecientes al colectivo LGTBI han sufrido algún tipo de violencia verbal en el trabajo.

Así se refleja en el estudio 'Hacia centros de trabajo inclusivos: la discriminación de las personas LGTBI en el ámbito laboral en España', presentado en el marco de la celebración del Orgullo LGTBI 2020.

La investigación, realizada durante el primer semestre del año, cuenta con una muestra de 3.344 personas encuestadas, 1.260 de ellas pertenecientes al colectivo LGTB.

En rueda de prensa, la secretaría confederal de UGT, Adela Carrió, ha destacado el "importante volumen" de respuestas obtenidas por primera vez en un estudio sobre esta materia, cuyo objetivo es conocer la realidad social y laboral de las personas LGTBI.

Respecto a los resultados obtenidos, los ha tachado de "preocupantes", al tiempo que ha denunciado que los actos discriminatorios contra las personas LGTBI están muy presentes en los centros de trabajo y que "se agravan" en el caso de personas trans.

Cuatro de cada diez personas trans reconocen ocultar su identidad en entrevistas de trabajo y dos de cada tres personas trans tienen miedo a revelar su identidad de género en el trabajo. De acuerdo a este informe, las personas trans sufren una tasa de desempleo del doble en relación con el conjunto de la muestra, 67,27% con empleo.

El estudio, que hace especial hincapié en el colectivo trans y su discriminación en el entorno laboral, desvela que casi un 20% asegura haber sufrido violencia sexual. En concreto, un 14% insinuaciones de carácter sexual, un 7% abuso sexual, un 7,27% agresión sexual y un 3,18% violación. Muchas de estas personas han sufrido esta violencia "con alta frecuencia": un 56% más de tres veces y en un 61% sin encontrar ayuda de nadie del entorno laboral.

Por otro lado, un 75% de las personas consultadas reconocen haber presenciado algún tipo de agresión verbal hacia lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales en el trabajo. En este contexto, cuatro de cada diez trabajadores LGTBI aseguran haber vivido alguna agresión hacia sí o hacia otras personas LGTB en el puesto de trabajo, por motivo de orientación sexual, identidad o expresión de género; el 28% reconoce hacer sufrido chistes; el 25% comentarios de carácter despectivo, el 18% burlas; el 13% burlas y el 7%, insultos.

Por su parte, el 69,31% de los encuestados heterosexuales piensan que las personas LGTB no tienen las mismas oportunidades que las heterosexuales. En la muestra LGTB, el porcentaje sube al 74,52% entre los que piensan que no existen las mismas oportunidades.

Es más, el 90% de las personas LGTBI encuestadas han considerado un inconveniente ser LGTBI a la hora de encontrar empleo y el 86% considera necesario ocultar su orientación sexual para acceder a un empleo o en una entrevista.

Carrió ha denunciado que el colectivo LGTBi tiene "menos herramientas" para combatir esta discriminación. "No es justo que haya personas que vayan a trabajar con miedo", ha subrayado, rechazando también que otras tantas no hables de su vida privada "para evitar burlas".