Trump pone su nombre a un trofeo de sumo y asistirá a un combate en su visita a Japón

Trump pone su nombre a un trofeo de sumo y asistirá a un combate en su visita a Japón

El presidente de EE.UU., Donald Trump, estará este fin de semana en Japón de visita oficial. Y hay una cosa que el primer ministro nipón no quiere que se pierda: el Gran Torneo de Sumo Veraniego.

Así que este domingo Trump estará en primera fila un combate de sumo, la lucha tradicional de Japón, y entregará un trofeo "con su nombre" al ganador.

El primero en reunirse con Naruhito

Según adelantó un alto funcionario estadounidense, Trump llegará la noche del próximo sábado a Tokio acompañado de su esposa Melania y regresará a Washington el martes 28, en un viaje que le convertirá en el primer líder extranjero en reunirse con Naruhito, que el pasado 1 de mayo se convirtió en el nuevo emperador japonés.

"Este es un momento histórico en Japón, y esta visita demuestra que la alianza entre Estados Unidos y Japón nunca ha sido tan sólida como ahora", dijo el funcionario, que pidió el anonimato, en una rueda de prensa telefónica.

La ‘Copa Trump’

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, además de proponer al presidente estadounidense para el Nobel de la Paz, le ha creado un trofeo en su honor, la Copa Trump, que entregará al ganador del torneo.

Trump asistirá a un combate de sumo junto con Abe la tarde del domingo, como habían adelantado algunos medios japoneses, que aseguran que el presidente no se sentará con las piernas cruzadas como es tradicional, sino en una silla.

El sumo le parece fascinante

El presidente tiene previsto presentar al ganador del torneo un trofeo especial que los medios japoneses ya describen informalmente como "la copa Trump".

"(El sumo) siempre me ha parecido fascinante. Estamos fabricando un trofeo en este país, y se lo vamos a dar al ganador de ese campeonato", aseguró Trump durante una reunión con Abe en abril en Washington.

El plato fuerte del viaje llegará el lunes, con la visita de Estado de Trump y Melania al emperador Naruhito y su esposa, la emperatriz Masako, que estará seguida esa noche por una cena de Estado.