Trump confía en resolver "muchas cosas" con Kim Jong Un

Trump confía en resolver "muchas cosas" con Kim Jong Un

Cordialidad y elogios en el segundo encuentro entre Donald Trump y Kim Jong Un. La reunión concluye mañana y será el momento de evaluar si ha servido para algo. Pero hoy, aunque pareciera increíble hace meses, Trump no ha escatimado en alabanzas sobre el líder norcoreano.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha elogiado este miércoles el potencial económico de Corea del Norte y se ha mostrado confiado en que durante su segunda cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, ambos resolverán "muchas cosas".

Trump y Kim han comparecido ante la prensa en un hotel de Hanói estrechándose las manos y con las banderas de los dos países como telón de fondo, para a continuación proceder a sentarse en sendos sillones, desde donde han hecho unas breves declaraciones a la prensa.

Durante su intervención, Trump ha asegurado que es "un honor" reunirse con Kim tras "la muy exitosa" primera cumbre que ambos mantuvieron en junio pasado en Singapur. "Ambos estamos muy satisfechos con lo que hemos hecho", ha defendido, en respuesta a quienes han puesto en tela de juicio los avances logrados en los últimos meses y el resultado del primer encuentro y a los que "les gustaría que las cosas fueran más rápido".

En este sentido, Kim ha reconocido que en estos meses ha habido "algunos malentendidos" pero también "hostilidad" exterior, pese a lo cual ha sido posible "superar los obstáculos" para que pueda celebrarse una segunda cumbre. Así, el líder norcoreano ha expresado su confianza en que "habrá un excelente resultado que todo el mundo celebre" al término de esta cumbre, que ha augurado "exitosa". "Haré todo lo posible para que esto ocurra", ha añadido, en declaraciones traducidas por un intérprete.

El presidente estadounidense ha reiterado su convicción de que Corea del Norte "tiene un enorme potencial económico, increíble, ilimitado". "Creo que tendrá un tremendo futuro para su país y que será un gran líder y estoy deseando ver cómo ocurre y ayudar a que ocurra", ha añadido, dirigiéndose a Kim.

Preguntado por los periodistas presentes en la sala sobre si el líder norcoreano ha dado marcha atrás en su promesa de desnuclearización, Trump ha respondido con un rotundo "no", mientras que ha dejado abierta la puerta al anuncio del fin de la guerra que técnicamente mantienen los dos países. "Ya veremos", ha respondido al ser preguntado al respecto.

Los dos mandatarios han mantenido un breve cara a cara en solitario tras este saludo que se ha prolongado por espacio de alrededor de media hora. Posteriormente, los dos mandatarios han comparecido de nuevo brevemente ante la prensa en el inicio de la cena prevista entre ambos y que ha contado con la presencia de dos acompañantes por cada parte.

Según Kim, ambos han mantenido "un interesante diálogo". "Muchas cosas van a resolverse y llevarán a una situación maravillosa a largo plazo", ha confiado a su vez el presidente estadounidense respecto a sus expectativas de la cumbre. "Nuestra relación es una relación muy especial", ha insistido.

Según ha informado la Casa Blanca, Trump y Kim mantendrán el jueves por la mañana un nuevo cara a cara, de menos de una hora, tras lo cual habrá un encuentro ampliado con miembros de sus delegaciones. Posteriormente, ambos procederán a la firma de una declaración conjunta Está previsto que Trump ofrezca una rueda de prensa en su hotel antes de abandonar Hanói al término de su visita.