Podemos pide un impuesto para la banca de al menos un 20%

Podemos pide un impuesto para la banca de al menos un 20%

Podemos ha exigido al Gobierno una contribución fiscal "más justa" del sector financiero, para el que pide un tipo mínimo del 20% en el Impuesto de Sociedades -también aplicable a las empresas de hidrocarburos-, además de un recargo temporal de 10 puntos que les subiría el tipo nominal al 40%.

Este "recargo de solidaridad", como lo denomina la formación morada, supone un impuesto a la banca extraordinario de carácter temporal, con una duración de cinco años prorrogables por periodos iguales, que serviría para compensar la parte del rescate bancario que se considera irrecuperable.

Estas propuestas están recogidas en el nuevo documento de Podemos "Presupuestos con la gente dentro. Democracia es Estado social", presentado hoy por su secretario general, Pablo Iglesias, quien ha hecho un llamamiento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que traslade a los Presupuestos de 2019 el "espíritu" de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

El documento, que ha sido enviado hoy mismo al Gobierno, contiene propuestas con un impacto total de más de 10.000 millones de euros, muchas de las cuales ya se están tratando en las mesas de negociación presupuestaria abiertas con el Ejecutivo, aunque en algunos puntos suponen una ampliación de exigencias.

SUBIDA DEL TIPO DEL IRPF PARA RENTAS A PARTIR DE 120.000 EUROS ANUALES

Además vuelven a reclamar que la subida del tipo marginal máximo de IRPF se aplique a partir de 120.000 euros anuales, cuando parecía pacificado que se aplicaría a ganancias superiores a 140.000 euros.

Asimismo parecía descartada la posibilidad de un gravamen específico a la banca, un punto al que Podemos podría renunciar -según fuentes de la formación- si finalmente el tipo mínimo del 15 % en el Impuesto de Sociedades se eleva al 20 % para el sector financiero y las empresas de hidrocarburos, en consonancia con el tipo nominal más alto que ya tienen (30 % frente al 25 % general).

Podrían ser también monedas de cambio la petición de Podemos de limitar a cuatro ejercicios las deducciones por pérdidas, así como el gravar el 5 % de los beneficios obtenidos en el extranjero, eximiendo el 95 % restante siempre que esas rentas hayan estado sujetas a un impuesto similar al de Sociedades español.

También está encima de la mesa la regulación de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis), con la petición de Podemos para que el beneficio no distribuido tenga un tipo efectivo de al menos el 20% en Sociedades.

Podemos calcula que con estas medidas, incluidos cambios en la sicav, el Estado podría ingresar unos 4.000 millones adicionales cada año, a los que suma otros 1.200 millones de la denominada "tasa Google" y otros 1.500 millones de un impuesto extraordinario sobre las grandes fortunas.

El documento reitera que hay que eliminar la exención del IBI de los bienes de la Iglesia, bajar al tipo superreducido del 4 % el IVA a los productos de higiene femenina, devolver al tipo reducido del 10% los servicios veterinarios o gravar en mayor medida la actividad de las casas de apuestas y juegos.

En materia de vivienda, propone obligar a los grandes tenedores de vivienda que controlan más de diez pisos a sacarlos al mercado del alquiler a un precio asequible y a que los Ayuntamientos puedan poner un precio tope de alquiler en determinadas áreas según las condiciones del piso.

Otras medidas que aparecen en la propuesta de Podemos son la cotización trimestral para autónomos, la reducción de las tasas de matrícula con una rebaja del 50 % o 60 %, avanzar hacia una escuela de 0 a 3 años pública y gratuita, material escolar gratuito en las etapas obligatorias, financiar de manera completa el Pacto de Estado de Violencia de Género y reformar la Ley electoral.

Mejores Momentos

Programas Completos