Penélope Cruz acepta el Premio Donostia "por si acaso luego"

Penélope Cruz acepta el Premio Donostia "por si acaso luego"

Penélope Cruz, recibirá esta noche en San Sebastián el Premio Donostia por toda una trayectoria en el cine. A sus 45 años, es una de las actrices más jóvenes en recibirlo. Penelope ha señalado que, como uno de los personajes de Almodóvar, aceptó el premio que le daban antes de lo previsto "por si acaso luego" le pasaba algo.

Cruz ha ofrecido la rueda de prensa más multitudinaria del festival. Con gracia, Cruz ha contado que cuando el director del festival, José Luis Rebordinos, le comunicó el premio, ella le preguntó "si estaba seguro", si no prefería esperar unos años, "pero como soy como un personaje de Almodóvar, empecé a pensar si no me iba a pasar algo malo", y dijo: "sí, claro", ha dicho provocando risas.

De su profesión ha dicho que le ha enseñado mucho sobre sí misma porque empezó siendo casi una niña, con 14 años, ha recordado; en "Jamón jamón" y "Belle epoque", 17 y 18. "He crecido en el cine".Cuando tenía cuatro años ya jugaba a ser actriz.

Ha agradecido también a su familia haber confiado y "no haberse reído" de ella cuando dijo que quería ser actriz, sin antecedentes familiares.

"Un actor no puede trabajar mucho con su ego, a la hora de preparar un personaje, eso tiene que quedar fuera", dice la ganadora de un Óscar y tres premios Goya, que achaca a sus años de ballet clásico la disciplina "casi militar" adquirida, suficiente para dedicarse a esto.

"Actuar te hace tener más empatía, te conviertes en personas con las que, a veces, ni siquiera te tomarías un café", ha dicho la actriz, nacida en Alcobendas.

De más de treinta años de trabajo le quedan algunos amigos -"eso no se fuerza", apunta- entre los que ha nombrado a Goya Toledo y Salma Hayek, a Bigas Luna, al que extraña de manera especial en esta ocasión -"ni Javier ni yo pudimos despedirnos"- y a Pedro Almodóvar, al que define como alguien de su familia; "nos leemos la mente", ha dicho.

Ha presumido de interpretar a todo tipo de mujeres retos que ha recibido "con los brazos abiertos: el acento, los idiomas, las pintas, cómo anda o cómo vive el personaje. No me interesa hacer dos veces el mismo personaje ni tampoco aquellos que se parezcan a mí. Es en la distancia como nosotros volamos".

De sus años en Hollywood ha contado que nunca se fue a "jugárselo todo", sino que fue a hacer una película con Stephen Frears. "Iba tranquila, y luego paso lo mismo con las siguientes, durante cinco años. Eso me hacía sentir más segura. No quería renunciar a seguir trabajando en Europa, no quería perder lo que ya estaba consiguiendo aquí".

Esta noche, la madrileña de 45 años se convertirá en la segunda actriz española que consiga este reconocimiento tras Carmen Maura y en la mujer más joven que lo logre -Matt Dillon, con 42 años, se lo llevó en 2006-.

Cruz es probablemente la actriz española con mayor proyección internacional, como lo demuestra que es la única que tiene un Óscar, por "Vicky, Cristina, Barcelona" (2008). Fue nominada otras dos veces, con "Volver"(2006) y por el musical "Nine (2009). Además, estaba en el elenco de "Belle epoque" (1992), que ganó el Óscar a mejor cinta extranjera.

También es emblemática del cine español, con tres premios Goya de once nominaciones.