"De Chagall a Malévich", repaso a las vanguardias rusas

"De Chagall a Malévich", repaso a las vanguardias rusas

Fundación Mapfre ha presentado la exposición 'De Chagall a Malévich: el arte de la revolución', un recorrido por 27 artistas vanguardistas rusos que se podrá visitar hasta el próximo 5 de mayo en Madrid.

"Estos artistas quieren escapar del poder del color de los impresionistas. Por eso, aparecen en Rusia unas corrientes opuestas con un halo de libertad donde reina el mundo del pensamiento, de lo que no se ve", ha explicado en rueda de prensa el comisario de la exposición, Jean-Louis Prat.

La muestra reúne más de 90 piezas y 24 publicaciones de los diversos artistas que durante las primeras décadas del siglo XX se adelantaron a la modernidad de un modo hasta el momento nunca visto en Rusia.

Las principales figuras de referencia de la exposición son Marc Chagall y Zazimir Malévich, en la medida que representan los dos polos en las innovaciones de la vanguardia pictórica.

Entre ambos se despliega la obra de otros 27 artistas que trabajan la pintura y la escultura como Natalia Goncharova, Liubov Popova, El Lisitki, Vassily Kandinsky o Aleksandr Ródchenko, así como una serie de artistas responsables de la renovación del campo del diseño gráfico y el libro de artista.

En el elenco de creadores destaca la presencia de una serie de mujeres artistas, lo que representó en las vanguardias rusas previo y posterior a la Revolución de Octubre, una experiencia de feminización de las artes. "Las mujeres trabajan en igualdad de condiciones y con la misma presencia e importancia que los hombres", ha dicho la directora de la Fundación Mapfre, Nadia Arroyo Arce.

La muestra hace un recorrido por diferentes movimientos como el clasicismo; neoprimitivismo; cubofuturismo; rayonismo; la abstracción; suprematismo; constructivismo; o la escuela de Matiushin. En cuanto a las publicaciones, se dedica una sección al avance creativo en este campo. En este sentido, recoge algunos trabajos literarios de poetas y artistas visuales asociados a las vanguardias, en especial asociados con el futurismo, el suprematismo y el costructivismo.

"No fue la Revolución la que forjó las vanguardias y la modernidad. Fueron los artistas los que se erigieron en revolucionarios antes, seguros de que la Revolución se convertiría en lo que esperaban", ha manifestado Prat.