Abogacía del Estado y Fiscalía discrepan sobre la violencia en el 'procés'

Abogacía del Estado y Fiscalía discrepan sobre la violencia en el 'procés'

La Abogacía del Estado ha defendido su acusación por sedición contra la cúpula del "procés" y ha descartado el delito de rebelión del que acusa la Fiscalía. En su opinión, la violencia no es "uno de los elementos estructurales del plan" de los acusados para alcanzar la independencia ni se organizó "de forma proporcionada".

Así lo ha expuesto la jefa de lo Penal de la Abogacía, Rosa Seoane, ante el tribunal del "procés" que consideró que los acusados participaron "de forma absolutamente predeterminada y organizada" en un "alzamiento público y tumultuario que tuvo lugar el 1-O" con la "finalidad clara de impedir y neutralizar" el mandato judicial que ordenaba impedir el referéndum, declarado ilegal. Es decir, que hubo sedición, lo que ha quedado “completamente acreditado” durante el juicio y puso como ejemplo lo sucedido en Barcelona frente a la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017, cuando este departamento del Govern fue registrado por la Guardia Civil siguiendo un mandato judicial.

Esta postura supone, en síntesis, una rebaja casi a la mitad de las penas solicitadas por los Servicios Jurídicos del Estado respecto a las instadas por la Fiscalía, ya que se quedarían entere los 8 y 12 años de cárcel.

Vox pide "penas disuasorias" para evitar nuevos golpes de Estado

Por su parte, la acusación popular en el juicio del "procés" ejercida por Vox ha pedido que se castigue a los líderes independentistas con penas acordes a la gravedad de sus delitos y que sean "disuasorias, para que nunca más nadie se atreva a atentar contra el ordenamiento constitucional"."No podrá haber justicia si no se dicta una sentencia con unas penas que sean acordes a la gravedad de los delitos que están siendo enjuiciados", ha advertido el abogado y diputado de Vox Javier Ortega Smith.

Hubo, según Vox, una estrategia legal, orgánica, de comunicación y económica con participación del ejecutivo, el legislativo y organizaciones sociales para atentar contra las instituciones. Ha defendido así que se castigue a los procesados por el delito de rebelión, que supone atentar contra las propias instituciones, y no por el de sedición, que implica sólo atentar contra el normal funcionamiento de esas instituciones.

Los abogados de Vox han elogiado la "heroica" labor realizada por guardias civiles y policías en defensa de la legalidad, el papel del rey en defensa de la unidad de España y el trabajo y la "valentía" de jueces y fiscales ya fallecidos en el inicio de la investigación judicial del "procés", entre ellos el que fuese fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

Marchena: "En Estrasburgo sólo tienen 30 minutos"

El presidente de la Sala que juzga el 'procés' independentista en el Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ha rechazado dar más de una hora de tiempo por acusado a las defensas para la exposición de sus alegatos finales, que tendrá lugar el próximo 11 de junio. "En Estrasburgo sólo tienen 30 minutos" ha respondido ante la petición realizada por la abogada Marina Roig, que defiende al presidente de Omnium Cultural Jordi Cuixart.

Pese a ello, Marchena les ha asegurado que será flexible en la administración de los tiempos.

El reparto de tiempos se estableció en una reunión informal de las partes con el tribunal celebrada hace algunos días.

El juicio se reanudará el próximo martes, 11 de junio, a las 9.30 horas.