Trabajadores de RTVM, TV3 y Catalunya Ràdio condenan  "rotundamente" la agresión a un cámara de Telemadrid

Veinticuatro horas después, sigue coleando la cobarde agresión de varios manifestantes a un cámara de esta casa, que sólo llevaba a cabo su trabajo.

El de enseñarles a ustedes las mejores imágenes. Hoy él está descansando después de presentar la correspondiente denuncia con un parte de lesiones.

Los Comités de RTVM, TV3 y Catalunya Ràdio han condenado "rotundamente" la intolerable agresión sufrida ayer por un operador de cámara que cubría para Telemadrid una manifestación en Barcelona.

En un comunicado, han tachado de "inadmisible" que se quiera justificar la violencia contra este trabajador con "la excusa absurda" de que se le "confundió con un cámara de TV3". "El acoso y la persecución a los medios de comunicación se ha convertido ya en un problema de seguridad para los equipos que cubren informaciones en la calle", han criticado.

Y es que, a su parecer, la agresión al cámara del ente público madrileño "habla por sí sola". En este sentido, han puesto de manifiesto que "en el último año han proliferado los insultos y agresiones a trabajadores de los medios en general" y han atacado "sedes y unidades móviles", así como "se han interrumpido y boicoteado las conexiones en directo tanto de medios de comunicación públicos como de diversos medios privados".

Los trabajadores han clamado porque se ejerza el trabajo con "libertad y normalidad" para garantizar el derecho de la ciudadanía a la información. En Cataluña, en Madrid y en cualquier parte, exigen a los responsables políticos "que dejen de alimentar una confrontación partidista que repercute muy peligrosamente en contra los trabajadores de los medios".

Además, han trasladado al compañero agredido toda su "solidaridad y apoyo" y también a los compañeros de TV3 i Catalunya Ràdio y otros medios por "el hostigamiento irresponsable que han sufrido en los últimos meses".

EL CÁMARA DE TELEMADRID, DE BAJA POR LESIONES TRAS DENUNCIAR LA AGRESIÓN

Enmedio de una gran tensión, al cámara de esta casa de Telemadrid lo confunden con un operador de la televisión catalana por un símbolo amarilllo en su camiseta.

Él responde, pero ya está señalado. Todos se giran hacia él y lo rodean. Tiran de su cámara hacia atrás. Se tambalea y trata de defenderse.

Es el momento en el que comienza la agresión. Golpes y puñetazos que le alcanzan el rostro. Al autor del puñetazo se le reconoce claramente en las imágenes posteriores. Los compañeros de prensa se llevan al operador de cámara. Él busca a uno de los agresores y lo señala. El parte de lesiones es claro.

Algunos medios informan que fue el operador de esta casa quien primero golpeó a uno de los manifestantes, pero en las imágenes ralentizadas se ve como cuando se revuelve no llega a golpear a nadie.

Escoltado por los mossos, nuestro cámara abandona el lugar. Algunos concentrados le persiguen y le siguen increpando.

El cámara acaba en una ambulancia para ser atendido por los golpes. Posteriormente presenta una denuncia ante los mossos de esquadra.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Agresión