Más de 10.000 policías y guardias civiles reforzarán la seguridad este verano en Madrid

Más de 10.000 policías y guardias civiles reforzarán la seguridad este verano en Madrid

La Delegación del Gobierno refuerza la seguridad en la región con 7.000 policías nacionales y 3.500 guardias civiles más de cara al plan verano 2020.

Este año se espera menos afluencia de turistas extranjeros, pero más movilidad interior en la Comunidad de Madrid. El esfuerzo se centrará en evitar robos en domicilios y hurtos de carteristas.

El delegado del Gobierno, José Manuel Franco, ha presentado este miércoles el 'Plan Verano Madrid 2020' acompañado por el jefe superior de Policía, Jorge Manuel Martí Rodríguez, y por el jefe de Zona de la Guardia Civil, José Antonio Berrocal.

Un dispositivo que se puso en marcha el 1 de julio, que se desplegará hasta el 31 de agosto y que tiene como objetivo responder de forma "más rápida y eficaz" a los ciudadanos víctimas de delitos y ofrecer más seguridad a los turistas nacionales y extranjeros.

Un verano atípico

Tanto el delegado como los responsables policiales han recordado que se trata de un "verano atípico" porque las crisis sanitaria y económica han alterado las previsiones del turismo, con una incidencia "muy notable" para la Comunidad de Madrid.

Pese a la prevista reducción de turistas extranjeros, los nacionales aumentarán, como también la movilidad hacia las segundas residencias.

Franco ha hecho un llamamiento a la colaboración de los ciudadanos, para que contribuyan a la protección de las viviendas, por ejemplo, avisando a los agentes de posibles ocupaciones ilegales de casas mientras sus inquilinos están de vacaciones.