El padre de 'El Chule', a la familia de Paco: "Estamos muy arrepentidos"

El padre de 'El Chule', a la familia de Paco: "Estamos muy arrepentidos"

El padre de El Chule, David C., ha pedido perdón a la familia de Paco Doctor Cortés, el hombre de 65 años fallecido en una reyerta en marzo de 2019 en Vallecas, y ha asegurado que tanto él como su hijo, ambos acusados, están "muy arrepentidos".

Lo ha hecho en el turno de última palabra en el juicio que se celebra en la Audiencia de Madrid contra él y contra su hijo Jesús C.B., conocido como El Chule, autor confeso de la muerte de Paco en una pelea por unos perros en El Pozo del Tío Raimundo.

La Fiscalía pide para el joven -de 20 años- un total de 23 años de cárcel por el asesinato con alevosía de Paco; y solicita para su padre, David C., un total de 1.800 euros de indemnización para cada uno de los heridos.

El hijo de la víctima del Pozo declara que vio como el ‘Chule’ le clavaba un cuchillo en la cabeza
El hijo de la víctima del Pozo declara que vio como el ‘Chule’ le clavaba un cuchillo en la cabeza
El hijo de la víctima del Pozo declara que vio como el ‘Chule’ le clavaba un cuchillo en la cabeza

El hijo de la víctima del Pozo declara que vio como el ‘Chule’ le clavaba un cuchillo en la cabeza

A la salida del tribunal, el padre del principal acusado ha confiado en que el jurado determine que su hijo no actuó con alevosía, porque, aunque es consciente de que lo ha hecho mal, Paco no fue atacado por la espalda.

Varios testigos vieron cómo Paco no pudo defenderse. Ninguno de su grupo llamó a la policía, todos huyeron”, ha explicado la Fiscal. Este hecho se pudo comprobar en el análisis ocular que realizó la forense en el lugar del crimen, ya que el cuerpo de Paco no mostraba signos de defensa y tampoco ninguna otra herida salvo la que le causó la muerte, una puñalada detrás de la oreja, seccionándole la vena carótida.

Cometido el crimen, el acusado huyó a un domicilio familiar en Valencia hasta que el patriarca le ordenó que se entregase, relató El Chule el pasado martes. Su abogado ha argumentado que tardó varios días en entregarse porque “el barrio de El Pozo se convirtió en un polvorín, el ambiente tenía que estar más calmado”. “A David C., le habían quemado el camión y los vecinos les habían echado del lugar”, ha concluido.

Por otro lado, la defensa de David C., ha declarado que el comienzo de la pelea se originó, además de por el pánico que tenía Asunción, la mujer que se encontraba en el parque, a los perros, por insultos racistas y machistas. Sus gritos y “el miedo a cuatro hombres corpulentos” fue lo que provocó que Los Visita bajasen a la calle.

El juicio queda pendiente del veredicto del jurado, que comenzará a deliberar mañana.

Mejores Momentos

Programas Completos