Cuatro nuevas autoescalas articuladas para los Bomberos de la Comunidad

Cuatro nuevas autoescalas articuladas para los Bomberos de la Comunidad

El Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid ha incorporado cuatro nuevas autoescalas articuladas a los parques de bomberos de Alcalá de Henares, Alcobendas, Parla y Coslada, la mayor de ellas desplegable hasta los 42 metros de altura, que mejorarán y facilitarán las labores de extinción de incendios y rescates en altura en la región. El presidente en funciones de la Comunidad, Pedro Rollán, ha visitado este jueves el Parque de Bomberos de Alcalá de Henares, donde ha conocido el funcionamiento y prestaciones de las nuevas autoescalas.

Tres de ellas pueden alcanzar los 32 metros de altura y una cuarta, que irá destinada al Parque de Bomberos de Coslada, puede desplegar hasta los 42 metros de altura su radio de acción. "Estos cuatro vehículos disponen de un brazo articulado que permite tener un mejor acceso, y más rápido, a los profesionales a la hora de intervenir", ha señalado el presidente regional en funciones, que ha destacado que la mayor maniobrabilidad de los nuevos vehículos les permite además acceder a más calles.

Las cuatro autoescalas permiten llevar a cabo toda clase de trabajos en altura, como rescates de personas en edificios a cotas elevadas, el lanzamiento de agua en incendios industriales, la retirada de ramas o elementos inestables en fachadas, el acceso a cubiertas de edificios y naves, e incluso el rescate bajo cota cero, como zanjas, pozos, o bajo puentes.

"La ubicación de estas cuatro autoescalas de gran capacidad obedece a las necesidades del día a día de los Bomberos de la Comunidad de Madrid", ha señalado Rollán, que ha indicado que se han destinado a "aquellos puntos en los que se pueda producir una mayor siniestralidad y se necesita contar con este tipo de recursos". Son, además, ubicaciones con rápido acceso al Corredor del Henares y al sector sur de Madrid, además de ser zonas donde se produce un mayor número de siniestros industriales y que cuentan con importantes edificios en altura y alta densidad de población.

Con las cuatro nuevas incorporaciones, el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid cuenta ya con 22 autoescalas.

El presidente regional en funciones ha indicado que se trata de "un esfuerzo económico importante" -el 'renting' anual de los cuatro vehículos tiene un coste de 695.000 euros-, pero que facilita que los profesionales puedan desempeñar "una labor muy complicada y muy peligrosa con las mayores garantías".

Rollán ha recordado que los nuevos vehículos se suman a otros recursos materiales incorporados al Cuerpo de Bomberos durante esta legislatura, como los medios tecnológicos adoptados en los helicópteros para la lucha contra incendios, 15 bombas rurales y 19 furgones eléctricos.

Se ha referido igualmente a la convocatoria el pasado 23 de mayo de 150 plazas al Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid y a la próxima construcción de ocho nuevos parques de bomberos en los municipios de Villarejo de Salvanés, Móstoles, Villanueva de la Cañada, Soto del Real, Lozoya, El Molar, Cobeña y Loeches, cuyos proyectos se encuentran en fase de redacción por parte de la empresa pública Tragsa.

Asimismo, en plena ola de calor y con el Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales activo, Rollán ha solicitado "el compromiso de la ciudadanía a la hora de disfrutar de los entornos protegidos con las debidas medidas de cautela".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Bomberos de la Comunidad de Madrid