Un 'milagro' llamado Julieta en Getafe

Un 'milagro' llamado Julieta en Getafe

Esta historia supone todo un hito en medicina. Embarazo y diálisis son dos conceptos que prácticamente nunca suelen ir ligados.

Gracias a los equipos de nefrología y ginecología del Hospital de Getafe, y al coraje de Natalia, un mujer de 39 años con los riñones enfermos, la pequeña Julieta ha podido nacer.

"Su enfermedad renal podía afectar gravemente a la evolución del embarazo y podía haber pérdidas fetales"

Comenzaba un camino que no iba a ser sencillo. En el Hospital de Getafe, donde era tratada de su insuficiencia renal, le explican las posibles complicaciones de su embarazo.

"Su enfermedad renal podía afectar gravemente a la evolución del embarazo y podía haber pérdidas fetales", explica la Dra. Sonia Díaz, del servicio de Ginecología y Obstetricia.

"Hubo que tomar la decisión de iniciar diálisis estando gestando"

Los médicos tuvieron que cambiarle la medicación y tomar una importante decisión. "No era una paciente que estuviera en el programa de diálisis; era una paciente que estaba en situación prediálisisy hubo que tomar la decisión de iniciar diálisis estando gestando", explica el Dr. Alfonso Cubas, jefe del servicio de Nefrología.

A las 35 semanas, nace con 2,300 kilos, de parto natural, Julieta. "Una bendición de Dios", dice la familia. Y otra lo será cuando Natalia reciba un riñón. Ya está en lista de espera.

Emocionado el equipo de nefrología, nos confiesa estar acostumbrado a mejorar la calidad de vida con diálisis, pero no a ayudar con este tratamiento a dar una nueva vida.