Los macroconciertos aumentan el riesgo de crisis de epilepsia en personas sensibles

Los macroconciertos aumentan el riesgo de crisis de epilepsia en personas sensibles

Atención, porque un estudio científico de la Universidad de Amsterdam, advierte de que la luz discontinua puede triplicar el riesgo de sufrir crisis de epilepsia en personas predispuestas.

Los macroconciertos, sean de rock o de música electrónica, suponen una exposición continuada -en algunos casos durante días- a estímulos visuales y sonoros que, sin el conveniente descanso, pueden llegar a comprometer nuestra salud.

No hay concierto que merezca la pena sin un buen show de luces. Forma parte imprescindible del espectáculo, y a veces lo son más que la propia música.

Podemos tener un trauma acústico sin un exceso de volumen

En Holanda llamó la atención que de 241.000 asistentes a Festivales en 28 conciertos nocturnos, 39 personas sufrieran crisis de epilepsia.

Pero esto sólo puede ocurrir si alguien ya es susceptible a ello. El riesgo para los fotosensibles de una crisis de epilepsia es tres veces y medio mayor si el evento es nocturno.

Podemos tener un trauma acústico sin un exceso de volumen. Igual no es buena idea en un festival estar cinco días seguidos sometiendo a nuestro cerebro y oídos a los excesos prolongados.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Salud