La suspensión de las Fallas por el cononavirus supondrá 700 millones de pérdidas

La suspensión de las Fallas por el cononavirus supondrá 700 millones de pérdidas

Valencia es la primera región española obligada a cancelar una fiesta popular a causa del coronavirus. Se aplaza la celebración de las Fallas pero ahora surge un problema porque los ninots ya estaban preparados en las calles. Entre los valencianos hay resignación y pena, y también enfado.

Saber quién lo paga

La Federación de Gremios de Artistas Falleros y Hogueras ha acordado, en una reunión extraordinaria celebrada este miércoles, aconsejar a sus afiliados que "no desmonten ni retiren" ninguna falla o elemento que tengan en las calles de Valencia y el resto de las poblaciones valencianas donde se celebren las fiestas falleras hasta saber quién se hace cargo de estos trabajos no previstos.

Tras la decisión de la Generalitat Valenciana de aplazar la celebración de las Fallas, los directivos de los gremios consideran además que lo más razonable, dada la situación de fallas ya terminadas y transportes hechos hasta cada una de las calles y plazas, "es acabar de plantar y quemar las fallas dentro de las fechas habituales".

Floristas damnificados

La Asociación Valenciana de Agricultores y la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (Asfplant) estimaron este miércoles una pérdida total de hasta 5 millones de euros por la cancelación de los festejos de Fallas.

En un comunicado, Asfplant reclamó a las administraciones la puesta en marcha de “medidas que permitan compensar al sector de las flores por el grave impacto económico que va a sufrir a causa del aplazamiento de las Fallas en la Comunidad Valenciana”.