Un autobús bajo demanda ya circula en la sierra norte de Madrid

Un autobús bajo demanda ya circula en la sierra norte de Madrid

Se acabó lo de perder el autobús por un minuto en Madrid, al menos en la sierra. A partir de este 3 de agosto, como experiencia piloto, eso sí, los vecinos de 9 municipios del Valle del Lozoya, en la Sierra Norte, podrán pedir que el autobús les recoja a una hora determinada.

Con este sistema, los usuarios podrán solicitar que los autobuses hagan parada en su municipio, indicando el horario y el destino deseado, a través de la app para móvil Bus Direct (disponible tanto para Android como para iOS) o mediante reserva telefónica.El Gobierno regional ha explicado en una nota de prensa que una central de reservas recibirá las solicitudes de parada hasta dos horas antes del servicio.

El proyecto empieza con una prueba piloto de 12 meses en la actual línea 194-A, que une Buitrago del Lozoya, Lozoyuela y Rascafría.El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha acudido este lunes a Rascafría al estreno de este nuevo sistema y ha subrayado cómo este nuevo modelo de funcionamiento puede contribuir a adaptar el sistema de transporte regular de viajeros por carretera a la nueva situación provocada por el coronavirus.

“Queremos ofrecer un modelo de transporte público adaptado a las necesidades de movilidad de los vecinos de los municipios más pequeños"

“Queremos ofrecer un modelo de transporte público adaptado a las necesidades de movilidad de los vecinos de los municipios más pequeños, como son los de esta zona de la Sierra Norte”, ha dicho Garrido.

Inicialmente, los autobuses circularán sin restricción de itinerario pero según los horarios ya en vigor y sólo habrá dos excepciones: la primera y la última expedición del día, que se prestarán con independencia de las solicitudes. De esta forma, se asegura el enlace entre las localidades que cubre la línea a demanda y la línea 191, que es la que une Madrid con Buitrago del Lozoya (principal municipio de la zona).

El proyecto piloto va a beneficiar directamente a los más de 6.900 vecinos de los municipios de Buitrago del Lozoya (con 1.884 habitantes), Lozoyuela (1.299 habitantes), Garganta de los Montes (347 habitantes), Canencia (447 habitantes), Gargantilla del Lozoya (318 habitantes), Lozoya (581 habitantes), Pinilla del Valle (191 habitantes), Alameda del Valle (200 habitantes) y Rascafría (con 1.664 vecinos), que son los que cubre la línea.