El coronavirus hace que volvamos a comprar en el barrio

El coronavirus hace que volvamos a comprar en el barrio

Los tres hermanos Arispe atienden a sus clientes en la calle Ibiza desde 1999. Tienen una clientela fija a la que durante la pandemia servían a domicilio, adaptándose a sus necesidades y que ahora regresan a su establecimiento de forma más o menos presencial.

Jesús Arispe recuerda que durante los meses del estado de alarma "muchos de nuestros clientes compraron online, por Internet, por miedo, pero que han vuelto al establecimiento". Los clientes valoran la calidad, "una de las cosas que se aprecian mucho en los establecimientos cercanos", nos dice una mujer que acude a comprar y también "el no tener que coger el transporte público por las aglomeraciones".

Miriam Carrión trabaja en la peluquería SHS de la calle Menorca. Recuerda que ha tenido "entre risas que arreglar los desarreglos de las clientas que durante estos meses han comprado un tinte en el supermercado". Reconoce que "han vuelto a los negocios del barrio". Los clientes valoran la seguridad, la distancia que se mantiene, la limpieza y la cercanía del trato".

Un mapa para conocer las pequeñas tiendas curiosas que hay en Madrid capital
Un mapa para conocer las pequeñas tiendas curiosas que hay en Madrid capital
Un mapa para conocer las pequeñas tiendas curiosas que hay en Madrid capital

Un mapa para conocer las pequeñas tiendas curiosas que hay en Madrid capital

Según un estudio de Mastercard, tres de cada cuatro españoles (un 77%) compran ahora más en los comercios de sus barrios que hace un año. Un 31% ha conocido y se ha relacionado más con los comerciantes de sus barrios.

En el mercado de Ibiza, Enrique López, frutero, nos confiesa que "aquí les tratamos como su fueran familia" y que "como aquí no les van a tratar en ningún sitio". Mientras, Fermín Velasco, propietario de la Pescadería Rosa María, reconoce que "tú sabes lo que los clientes quieren, el trato es muy cercano, no nos tratamos de usted, sino de tú".

Cuestión de confianza

Por otro lado, tres de cada diez españoles (un 29%), nos comenta Alejandro Banegas, director de Desarrollo de Negocio de Mastercard, han expresado que confían en las recomendaciones de las personas de su comunidad, una de las razones que ha ayudado a fomentar la preferencia por lo local.

Las razones que han llevado a los consumidores a descubrir negocios a su alrededor son la actual limitación de movilidad para viajar (un 58%), la conveniencia (un 37%) y el querer evitar las colas de grandes superficies (un 36%).

Un 66% está gastando más, de forma consciente, en los negocios de proximidad para ayudar a las comunidades locales a recuperarse, en un momento complicado para los pequeños negocios.

El 70% declara que atraviesa dificultades para hacer frente a gastos corrientes como el pago de las nóminas o el alquiler de sus locales.