Hasta 12 casos de abuso sexual y pederastia en la abadía de Montserrat

Hasta 12 casos de abuso sexual y pederastia en la abadía de Montserrat

Concluye la investigación interna de la abadía de Montserrat sobre los presuntos abusos de uno de sus monjes: Andreu Soler. Le califican de un auténtico depredador sexual. Sobre el monje pesan 12 acusaciones de abusos a menores. El informe, será enviado a la Fiscalía.

"Había rumorología suficiente para que se actuase contra él"

El monje Andreu Soler, responsable de la agrupación escolta (scouts) de Montserrat durante 40 años, fue "un depredador sexual y un pederasta" cada vez más agresivo, según la comisión independiente creada por el abad de Montserrat para investigar los abusos, que ha concluido que "había rumorología suficiente" sobre su conducta para que se hubiese actuado contra él.

Un segundo abusador

La comisión también recibió "un informe muy bien documentado, realizado por antiguos escolanes, sobre dos únicos casos de abuso por parte de V.T.M, monje de Montserrat" al que el abad Cassià Maria Just alejó del contacto con menores en 1968, tras entrevistarse con las víctimas, y sobre lo que la comisión considera que actuó con celeridad y transparencia.

En este caso, ve una diferencia a nivel psicológico y conductual con el monje Soler, y considera que en el caso de V.T.M. hubo "una reparación consistente en la admisión de la culpa y arrepentimiento", y considera que los dos abusos que presuntamente perpetró podrían formar parte de un cúmulo de circunstancias concretas que desconocen, y que no se repitieron.

El Abad de Monserrat pide perdón y anuncia un nuevo plan para proteger a los menores

El abad de Montserrat, Josep Maria Soler, ha vuelto a pedir perdón y ha anunciado que hará un nuevo protocolo de protección de menores tras asumir el informe de la comisión que ha certificado que el anterior abad no actuó contra el monje Andreu Soler pese a los rumores sobre sus repetidos abusos. Tras hacer público hoy el informe de la comisión independiente, que ha comprobado que Soler fue un "depredador sexual" que abusó de menores durante años, entre 1972 y 1999, sin que la abadía actuase, el abad ha hecho suyos los resultados de la comisión independiente.

"Pedimos perdón a todas las víctimas y nos ponemos a su disposición"

"Ante estos casos vergonzosos de abusos a menores cometidos por miembros de nuestra comunidad, pedimos perdón a todas las víctimas y nos ponemos a su disposición, como hemos hecho en todo momento, para ayudarles en su dolor y sufrimiento", ha señalado el abad en un comunicado.

Las víctimas piden la dimisión del abad

Miguel Angel Hurtado, el primer 'exscout' en hacer públicos los presuntos abusos, ha afirmado en un comunicado que "existen serias dudas sobre la validez de las conclusiones del informe", tanto en el número total de víctimas, como de agresores, así como con la responsabilidad institucional de la abadía, al ver deficiente la metodología de investigación.

Ha vuelto a pedir la dimisión del actual abad de Montserrat y ha acusado a la comisión de tratar de "minimizar el daño reputacional de la institución", mientras que ha considerado que la Iglesia católica no puede investigarse a si misma, sino que es tarea de la justicia civil, ante lo que ha reclamado una reforma urgente del Código Penal para que la prescripción del delito empiece a calcularse después de que la víctima cumpla 40 años.