Sindicatos policiales y Ayuntamiento de Móstoles niegan las acusaciones de racismo

Sindicatos policiales y Ayuntamiento de Móstoles niegan las acusaciones de racismo

Los sindicatos con representación en la Policía Municipal de Móstoles han afirmado este lunes que la intervención de varios agentes para que una mujer y su hijo bajasen del autobús el pasado 5 de enero fue "ajustada a derecho".

Según indican en un comunicado, el acto, que se encuentra en sede judicial", no responde a un hecho "racista, machista o similar". Así lo han manifesado después de que SOS Racismo denunciase que una mujer negra y su hijo de cuatro años fueron expulsados por la Policía Municipal a petición del conductor por "exceso" de aforo, a pesar de que había comprado el billete.

Desde la misma organización explicaron que la mujer, de Guinea Ecuatorial, vive en Camarena (Toledo) y quería desplazarse a Madrid para lo que compró un billete de ida y vuelta, pero que al subirse en el último autobús los asientos estaban ocupados, y no se podía viajar de pie, con lo que se quedó esperando a que les ofreciera una alternativa.

Hasta el lugar llegó la Policía Municipal para tratar de convencerla de que accediera a bajar del vehículo, pero, tras la negativa de esta, los agentes trataron, según indican, "de bajarla a la fuerza".

Sin embargo, los sindicatos han insistido en que "había muchas más personas en la parada que se tuvieron que bajar del autobús, entendiendo los motivos, excepto estas dos personas".

En este sentido, los sindicatos han detallado que a su llegada a la parada situada en la avenida de Portugal de esta localidad, sobre las 20.30 horas, y "previo requerimiento del conductor, que no podía continuar con su trayecto", mediaron entre las partes pero dos personas de nacionalidad guineana se negaron a bajarse.

Al no poder el conductor continuar la marcha, dado que el reglamento prohíbe que alguien pueda viajar de pie en esos trayectos, tras media hora de "intentar hacer entender que no podía" realizar el desplazamiento, los agentes procedieron a desalojarlos "por su reiterada negativa y desobediencia a los agentes".

Afirman que es en ese momento cuando otra pasajera graba el vídeo que ha sido difundido en los medios "falseando y distorsionando la información con el objeto de crear una polémica donde no la hay".

Por este motivo, desde los sindicatos policiales han anunciado que "se va a estudiar emprender acciones legales" tanto contra LaSexta y Esracismo, "por injurias y calumnias", como contra la autora del video, "por el uso que ha hecho de las imágenes". "No vamos a consentir que se difame a estos agentes ni a la Policía Municipal de Móstoles", han asegurado.

Por su parte, la concejala de Seguridad del Ayuntamiento mostoleño, Beatriz Benavides, los agentes actuaron de forma correcta tras insistir durante noventa minutos a la mujer para que bajara del autobús. Además, asegura, otras diez personas en la misma situación accedieron, con billete también, a bajarse del vehículo.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de SOS Racismo