Viajar en el autobús, el Cercanías o en el metro de Madrid con la mente puesta en el coronavirus

Viajar en el autobús, el Cercanías o en el metro de Madrid con la mente puesta en el coronavirus

Sanidad recomienda evitar algunas aglomeraciones ante el coronavirus. Partidos de fútbol, congresos, seminarios... Pero, ¿qué se puede hacer en Madrid cuando no queda otra que utilizar el transporte público a diario?

De momento, son pocas las personas que utilizan mascarilla en Metro de Madrid, Cercanías o EMT. Alguna que otra persona mayor, viajeros con las defensas bajas o, simplemente, por prevenir.

Lo mismo sucede con el gel desinfectante de manos. Algunos lo utilizan como medida de precaución y otros, simplemente, por costumbre.

Si algo bueno trae consigo el coronavirus es que vemos cómo aquellos que están resfriados ya no utilizan la mano para cubrirse al estornudar, sino el codo. Y los que directamente no se tapaban, han comenzado a cumplir las normas básicas de educación.

El lavado de manos se está convirtiendo ya en algo más que una rutina. Seguramente es la medida que más están utilizando los madrileños. Aunque los hay que van más allá, y, directamente, tratan de no tocar nada. Ni en el autobús, ni en las estaciones, ni en los vagones. Las manos en los bolsillos y a intentar no tropezar ni perder el equilibrio.

Escenarios

No sabemos cuál será el alcance del coronavirus. La incertidumbre se cuela en las aglomeraciones. Sanidad mantiene el nivel 1 de alerta, el de contención. Sin embargo, el Ministerio no descarta cambiar de escenario en algunas zonas muy concretas de la Comunidad de Madrid o del País Vasco.

Si se elevase la alerta debido a que no se pudiera controlar la propagación del Covid-19, supondría poner en marchas medidas que tendrían un coste económico importante. Este protocolo recoge un plan de actuaciones como el cierre de escuelas, teletrabajo para las empresas o controlar los sistemas de transporte y movilidad.