Un gánster revela que ayudó a matar al papa Juan Pablo I con cianuro para ocultar un fraude financiero

Un gánster revela que ayudó a matar al papa Juan Pablo I con cianuro para ocultar un fraude financiero

La muerte del papa Juan Pablo I siempre ha estado rodeada de misterio. Murió oficialmente de un infarto sólo 33 días después de comenzar su papado. Falleció en extrañas circunstancias y nunca se le practicó la autopsia al cadáver. Ahora, un gánster revela en un libro que ayudó a matarlo con cianuro para ocultar un fraude financiero

Desde que murió hace 37 años, el fallecimiento de Juan Pablo I solo 33 días después de haber accedido al trono de San Pedro ha alimentado las teorías conspirativas.

Películas como 'La sonrisa de Dios' cuentan los detalles de su muerte, aunque otras como 'El Padrino III' inciden en lo oscuro de sus circunstancias. El hecho de que no se realizara ninguna autopsia al cadáver no ha hecho sino incidir en el misterio.

Un libro, obra de un mafioso estadounidense, dice ahora aclarar la muerte del brevísimo papa. Anthony Raimondi, sobrino del legendario mafioso Lucky Luciano y primo del entonces todopoderoso cardenal Marcinkus, dice en su obra que contribuyó a matar a Juan Pablo I.

Cuenta que se desplazó al Vaticano para dar primero valium y luego cianuro al Pontífice, ayudado por Marcinkus.

El motivo, tapar un escándalo financiero que acabaría salpicando años más tarde a la Banca Vaticana, con el suicidio de su colaborador del Banco Ambrosiano Ricardo Calvi. Verdad o mentira, puede ser el argumento de una nueva película.