Las apariencias engañan

Las apariencias engañan

Las apariencias siempre suelen engañar. En la sociedad actual, cada vez se tienen más prejuicios hacia una persona por cómo va vestida, qué accesorios lleva o por su nacionalidad.

Los prejuicios nos acompañan todos los días y es difícil negar que no tengamos ninguno. Hay personas a las que esto les afecta tanto en el ámbito social cómo en el ámbito laboral, llegándoles a costar el empleo.

Se ha realizado un experimento en el que se refleja cómo, por el aspecto físico de las personas que ocupan las butacas del cine, la mayoría de las parejas que acuden a ver la película, deciden marcharse.

Aunque cada día están más aceptados, las personas que portan piercings, tatuajes o pendientes siguen teniendo sus detractores.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Tatuajes