El alcalde de Casariche llama a calma tras el intento de linchamiento a dos ladrones

El alcalde de Casariche llama a calma tras el intento de linchamiento a dos ladrones

La tensión continúa en el municipio sevillano de Casariche continúa tras el intento de linchamiento de dos ladrones este lunes. La presencia de la guardia civil ha evitado nuevos incidentes. Son muchos los vecinos que se quejan de la inseguridad y temen que puedan producirse nuevos robos.

El alcalde, el socialista Basilio Carrión, ha pedido este martes "calma y tranquilidad" a la población tras los sucesos de la madrugada del lunes. Un grupo de vecinos se concentraron para increpar e intentar agredir a un varón de nacionalidad rumana que había sido detenido cuando se encontraba en el interior de una vivienda de la localidad perpetrando un robo junto a otro compatriota, que logró huir antes de ser arrestado por los agentes de la Guardia Civil.

En declaraciones a los medios, Carrión ha insistido en que es necesario "en estos momentos complicados" seguir desarrollando la vida "con tranquilidad y dentro de la convivencia" que caracteriza al municipio "a pesar de estos hechos puntuales".

Así las cosas, ha explicado que se tratan de personas que están cometiendo "pequeños robos" que, en Casariche, han sido "puntuales" al "intentar robar un bolso y asaltar un domicilio". Eso sí, ha señalado que "la suerte y la fortuna de la actuación policial por su rápida y eficaz actuación, así como la colaboración ciudadana posibilitó la detención de uno de ellos".

VECINOS AFECTADOS

Por su parte, el padre de una menor a la que intentaron robar un bolso, David Muñoz, ha relatado que el pasado 25 de diciembre su hija de 14 años se dirigía a su vivienda con unos amigos cuando "un hombre rumano" se le acercó pidiéndole fuego e intentó robarle. "No sabemos las intenciones que tenía pero le agarró el brazo y mi hija entró en un estado de pánico pero tuvo la suerte de que yo estaba cerca y fui a socorrerla", ha explicado.

Muñoz ha asegurado que "desde hace unos años" son cinco las personas que están actuando en el municipio y ha lamentado que el detenido "ya está en la calle". "La justicia solo vale para los españoles porque la gente de fuera tiene más derechos que nosotros", ha criticado, a lo que ha añadido que ello conlleva "tomarse la justicia por tu mano".

De su lado, la madre de la dueña de la vivienda donde intentaron perpetrar un robo, Pilar Marín, ha comentado que fueron dos personas las que entraron en su domicilio, si bien ha saludado la rapidez de la Policía Local que impidió que entraran en la vivienda.

"El pueblo tiene miedo porque siguen con todos sus derechos, pero hay delincuentes que deben estar en la cárcel sean quienes sean", han concluido.

Mejores Momentos

Ver Más

Programas Completos

Ver Más

Más de Sucesos

Ver Más