La Fundación Madrina alerta que las colas del hambre vuelven a crecer en Madrid

La Fundación Madrina alerta que las colas del hambre vuelven a crecer en Madrid

La Fundación Madrina ha informado que las colas del hambre vuelven a crecer en Madrid en las últimas semanas de julio al dilatarse en el tiempo la crisis de la pandemia y la falta de ayudas a las familias en paro o ERTEs sin ingresar, y agravado por el cierre de comedores y centros sociales durante las vacaciones.

Desde la fundación han alertado que la situación actual “es preocupante” porque estas familias aumentan y los Bancos de Alimentos ya han agotado sus reservas de comida.

Por ello la fundación está acudiendo a proveedores en origen para conseguir abastecer a miles de familias diarias, especialmente cuando en verano cierran todos los comedores sociales y muchas entidades benéficas principales.

“Necesitamos comida. Madrid pasa hambre”

Más de un millón de comidas repartidas por toda la región

Más de 7 toneladas de alimentos salen diariamente del Banco del Bebé de Fundación Madrina y se han distribuido cerca de 1 millón de menús de diferentes cocinas que han sido repartidos por toda la Comunidad de Madrid, en colaboración con los servicios sociales.

Reparte 400 bolsas de comida diarias y 1.800 menús diarios

La fundación sigue repartiendo 400 bolsas de comidas diarias a familias vulnerables y 1.800 menús diarios.

Recuerdan desde la fundación que la extensión de la pandemia en el tiempo hace perder los ahorros y muchas familias se encuentran en situación de calle o bien son expulsadas de pisos o habitaciones, especialmente si son gestantes o madres.

Dos programas de intervención social

Para solventar este problema la Fundación Madrina está desarrollando dos programas importantes de intervención social, con la finalidad de dar empleo a estas familias vulnerables y que siguen en las colas del hambre –programa diamante-, y de alojamiento o realojo de estas familias en situación de calle en “pueblos madrina”, repoblando ciudades y poblaciones que ofrecen a estas familias una oportunidad de trabajo y alojamiento gratuito por unos meses hasta que las mismas sean autónomas.