Sensaciones agridulces ante la sentencia del caso de los bebés robados

La sentencia del caso de los bebés robados conocida hoy ha dejado sensaciones encontradas. Ha resultado absuelto el doctor Vela por prescripción de todos los delitos, aunque el auto de la Audiencia Provincial sí le considera autor de "forma incontestable" de todos los delitos relacionados con la víctima, Inés Madrigal: detención ilegal, suposición de parto y falsificación de documento oficial.

Sensación agridulce, la de Inés Madrigal, al conocer la sentencia de su caso. La audiencia provincial reconoce que fue un bebé robado, en 1969. Pero absuelve al doctor Vela, a pesar de que, según el tribunal, la entregó de manera ilegal a unos padres que no eran los suyos.

El tribunal considera probado que el Doctor Eduardo Vela simuló un parto que nunca se produjo, entregó a Inés al matrimonio Madrigal Perez, fuera de los cauces legales, sin que su madre biológica lo supiera, y falsificó la documentación para que pudieran inscribirla en el registro como su hija

A pesar de ello, la Audiencia Provincial ha absuelto a Vela porque, según el tribunal, los delitos han prescrito. El más grave, el de detención ilegal, se extingue a los 10 años de la mayoría de edad. E Inés cumplió 18 en 1987, veinticinco años antes de presentar la denuncia. Y por eso piensa recurrir al Tribunal Supremo la sentencia. En ese caso el Tribunal Supremo podría tardar en resolver en torno a un año y medio.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Bebés robados