Preocupación en las estaciones de esquí de Madrid por la falta de nieve

Preocupación en las estaciones de esquí de Madrid por la falta de nieve

Las estaciones madrileñas de esquí continúan sin poder abrir sus pistas. La falta de nieve y las altas temperaturas lo hacen inviable por el momento. Trabajadores y empleados están preocupados, y en general, en todos los establecimientos del Puerto de Navacerrada y Cotos se teme una mala temporada si la situación no cambia pronto.

El hecho de que, a estas alturas de enero, la nieve brille por su ausencia supone que la recaudación baje del 80 al 20%, como ocurre, por ejemplo en la estación de Valdesquí, en la sierra madrileña.

Abierta sólo dos semanas

La estación de esquí de Navacerrada permanece cerrada. Solo pudo abrir dos semanas entre finales de noviembre y primeros de diciembre. Hizo frío y gracias a los cañones se pudo esquiar. Pero en la de Valdesquí ni eso. Todavía no han podido abrir las pistas en toda la temporada.

A la espera de bajen las temperaturas y llegue la nieve, las valoraciones habrá que hacerlas en mayo. Para saber si ha habido pérdidas o no. En los establecimientos de Cotos o Navacerrada lo tienen claro: con nieve hacen un 80% más de caja.

No perder la esperanza

La inversión térmica está provocando que esté haciendo mucho más frío en la capital que en la sierra.

No hay que perder la esperanza porque el año pasado la estación de Navacerrada abrió el 7 de febrero y sus pistas pudieron acoger a miles de esquiadores hasta semana santa.

Durante la campaña de Navidad han funcionado en España la mitad de las instalaciones de esquí, siendo las de Baqueira Beret y Sierra Nevada las que han ofrecido más pistas, mientras de en Madrid la falta de nieve no ha permitido abrir las pistas.

Pese a que un frente dejará lluvias en el norte y este de la Península a partir de mañana jueves, la Comunidad de Madrid continuará bajo el dominio del anticiclón que afecta desde hace unos días a gran parte del país, predominando así los cielos despejados. Así pues, la estabilidad atmosférica de las pasadas Navidades se prolonga una semana más