Polémica en los institutos catalanes por una encuesta que pregunta a los alumnos si son independentistas

Polémica en los institutos catalanes por una encuesta que pregunta a los alumnos si son independentistas

Polémica en varios institutos catalanes por una encuesta que pregunta a los alumnos si son independentistas. Se trata de un estudio sobre sociolingüística que los estudiantes, de entre 14 y 16 años, han tenido que rellenar con nombres y apellidos.

Los padres lo han denunciado y ante las críticas, la Consellería de Educación acaba de anunciar que lo paraliza.

En la encuesta que tienen que rellenar alumnos de entre 14 y 16 años en institutos catalanes, está la pregunta: "¿Hasta qué punto te identificas con el movimiento independentista?"

Quejas de los padres

Lo denuncia la Asamblea para una Escuela Bilingüe tras la queja de padres de alumnos de un instituto de Tarragona, por el contenido y las formas. La encuesta era, en teoría, voluntaria y anónima, pero aseguran aquí no fue así. "Se les hacía poner el nombre y firmar en la primera página de la encuesta", aseguran.

Desde el instituto se fiaron, dicen, porque era un estudio financiado por el Ministerio de Economía y dirigido por la Universidad de Lleida. Con él, se pretendía analizar la integración cultural de los migrantes a través de aspectos lingüísticos, pero los padres advierten de lo que supone

Información para controlar

"Saben quién puede ser independentista y quién no -advierten- y tienen información sobre las familias, a quién votamos, a quién no…". "A los niños no se les puede manipular con nada", subrayan otros.

Este es un estudio que se hace en Cataluña, pero también en Asturias o Madrid. Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que el nacionalismo está creciendo en muchas autonomías por "políticos irresponsables que aprovechan su situación para gestionar sentimientos en lugar de gestionar presupuestos".

Ciudadanos de primera y de segunda

"Yo como presidenta de la Comunidad tengo que gestionar el presupuesto de los ciudadanos que pagan con sus impuestos, para ofrecerles un mejor transporte, una mejor sanidad y una educación de calidad. No puedo aprovechar esto para generar un agravio de Madrid contra el resto, de generar sentimiento madrileño".

Según la dirigente madrileña, el nacionalismo está creciendo en aquellos lugares "donde los nacionalistas, que siempre están aupados por la izquierda, se creen impunes" y creen que pueden "crear ciudadanos de primera y de segunda a la hora de acceder a los servicios públicos, a los puestos de trabajo y a cualquier otra oferta".

"Nosotros no vamos a fomentar, porque nunca lo hemos hecho, el sentimiento madrileño desde los colegios sino el sentimiento de tener un país como España que tiene un legado histórico y cultural, sin imposiciones y sin dogmas", ha defendido.

La Consellería de Educación catalana anuncia que parará el estudio y lo analizará con la Universidad de Lleida.