El Palacio de Congresos, el gigante dormido a punto de resucitar en la Castellana

El Palacio de Congresos, el gigante dormido a punto de resucitar en la Castellana

Es el gigante que duerme a los pies de la Castellana... y que el Gobierno ahora quiere resucitar. Concluido ya el informe de viabilidad de este edificio protegido, que contempla una inversión de 72 millones de euros, los pasos para reabrir el Palacio de Congresos siguen adelante.

“En unos meses tendremos el proyecto de obras y lo sacaremos a concurso para que todos podamos disfrutar del palacio”, asegura la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto.

Con casi 40.000 metros cuadrados, sus espacios se mantienen intactos tras su cierre en 2012 por deficiencias técnicas, tras una inspección. Fue la gota que colmaba el vaso tras el incendio que en 2005 se llevó por delante la quinta parte del palacio. Tras el informe de la inspección quedó clausurado hasta el día de hoy.

Su auditorio para casi 3.000 personas, el mayor espacio de este tipo de la ciudad de Madrid, espera a que regresen congresos, ferias, espectáculos y conciertos. En los rincones de acumulan sillas y mobiliario vacío. El mítico salón de banquetes, donde jefes de Estado debatieron, en su día, grandes temas de vital importancia, permanece quieto, intacto. Como a la espera de su momento. Los salones privados, acumulan el polvo en el más absoluto silencio.

En este edificio se realizaban las ruedas de prensa durante el Mundial de España’82. Aquí se celebraron los principales congresos de los partidos políticos, los centros de datos de todos los procesos electorales de la democracia, hasta 2012, se celebraron aquí. Incluso los sorteos de la Lotería de Navidad usaban el Palacio de Congresos de la Castellana como sede, y fue este el primer evento que se tuvo que reubicar cuando sobrevino el cierre.

Palacio de Congresos de la Castellana

Ahora el futuro de este edificio protegido, coronado por su característico mural de Joan Miró, vuelve a ser esperanzador. Aunque desde el Ayuntamiento se mira este proyecto con suspicacia: “Para nosotros es una buena noticia, si finalmente se acaba consumando. Esperemos que no sea un globo sonda o un anuncio ficticio del gobierno de Pedro Sánchez".

Ahora serán las empresas las que estudiarán este plan de viabilidad para evaluar su interés en este espacio con todos sus condicionantes. Uno de ellos es que tendrá que albergar la sede de la Organización Internacional de Turismo. Ifema podría ser una de las candidatas a gestionar este edificio. En cualquier caso el proceso será lento.

El Gobierno no espera que el Palacio de Congresos vuelva a abrir sus puertas antes de 5 años.