PP y PSOE, a la greña por las acusaciones de Casado a Sánchez

PP y PSOE, a la greña por las acusaciones de Casado a Sánchez

PP y PSOE están a la greña en estos últimos días de precampaña por las acusaciones vertidas por el presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, en las que acusaba al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de "preferir las manos manchadas de sangre a las manos pintadas de blanco" por su pactos con Bildu. Desde el PSOE, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, acusaba a Casado de "no dar el nivel de respeto" necesario y de batir "un récord gravísimo de inmoralidad en política".

El presidente del PP, Pablo Casado, ha advertido al PSOE de que no va a admitir que este partido pretenda hacer pasar a los españoles "por el aro del secesionismo, del comunismo y del terrorismo de ETA".

Después de acusar a Pedro Sánchez de "preferir las manos manchadas de sangre a las manos pintadas de blanco" ha insistido este martes en esta idea de que el Ejecutivo busca el apoyo de EH Bildu, aunque ha añadido que lo dirá con "las palabras tan bellas o sonrientes como quieran". "No voy a sentarme a hablar con Bildu porque son unos terroristas que han matado 800 personas, y no han renegado de la violencia etarra, lo siento mucho señor Ábalos y señor Sánchez", ha replicado a las críticas recibidas.

"No voy a sentarme a hablar con Bildu porque son unos terroristas que han matado 800 personas"

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, acusaba a Casado de "no dar el nivel de respeto" necesario y de batir "un récord gravísimo de inmoralidad en política". En una entrevista en 'La noche en 24 horas' de RTVE sostenía que "se están traspasando líneas que tienen que ver con la injuria.

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sostuvo que "esto de las manos ensangrentadas es ir un paso más allá que sólo se puede justificar desde la más absoluta desesperación, pero uno no debería jugar con esas cosas, y es señal de irresponsabilidad, y lo inhabilita para presidir España", remachó.

Algo que no comparte el número dos del PP por Madrid al Congreso, Adolfo Suárez Illana, que consideraba "extremadamente suave" la frase de Pablo Casado, habida cuenta de "las barbaridades cometidas por los bilduetarras".

En la misma línea, el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, explicaba que la frase de Casado "describe" al presidente del Gobierno porque "prefiere a socios" como Arnaldo Otegi y Quim Torra, "tóxicos para el interés del Estado". "Explicar esa posición es fundamental en la campaña", ha subrayado Maroto en una entrevista en TVE.

Cloacas y Policía

Mientras, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sostiene que la imputación del periodista Alberto Pozas, ex alto cargo de Moncloa, por una supuesta revelación de secretos en el caso de la sustracción del móvil de una asesora de Podemos, evidencia que el PSOE no ha limpiado las denominadas 'cloacas' del Estado. A su juicio, los hechos "hablan por si solos" y evidencian que el Gobierno no ha hecho "todo lo que tenía que hacer" para limpiar las instituciones.

"El caso que nos ocupa es escandaloso, es alarmante que alguien que supuestamente entrega una información de carácter privado a Villarejo pueda acabar de 'número dos' de Comunicación de Moncloa", ha dicho.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, respondía que si Pablo Iglesias se refiere "a una unidad de investigación de las cloacas del Estado", también existe "desde hace tiempo una unidad de Asuntos Internos eficaz y que se mueve en términos de absoluta fidelidad a la Constitución y al ordenamiento jurídico, en términos de legalidad".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Elecciones generales 2019