El Museo de las ilusiones. un lugar donde nada es lo que parece

El Museo de las ilusiones. un lugar donde nada es lo que parece

Jugar con las sensaciones. Engañar al cerebro mediante una ilusión óptica. El Museo de las ilusiones llega a Madrid, después de haberse convertido en todo un referente en muchas otras ciudades del mundo. Su objetivo es conseguir la sorpresa, el miedo, la incertidumbre y hasta el vértigo con un simple juego de espejos y hologramas.

Un Museo que juega con nuestros sentidos

El Museo de las Ilusiones abre sus puertas en pleno centro de la capital (Calle Doctor Cortezo, 8) con una colección de juegos para confundirnos y llevarnos a una realidad bien distinta. Porque el ojo y el cerebro no siempre la ven igual.

Caminar por el techo, reducir nuestro tamaño hasta la diminuta apariencia de un llavero o sentir que nuestra cabeza se deforma sin remedio... El museo de las Ilusiones transforma la realidad, se burla de nuestro cerebro y se hace con los sentidos para desafiar a la gravedad, el espacio y hasta el tiempo. Y todo lo consigue con juegos ópticos. Espejos, luces y colores son sus aliados.

El Museo de las ilusiones abre de jueves a domingo y es para todas las edades

Un museo que nació en Croacia hace cinco años y que nos propone todo un entretenimiento en donde el asombro juega también un papel relevante. Igual que los magos, consiguen hacernos creer cosas realmente increíbles, como que de pronto nos multipliquemos o perdamos (literalmente) la cabeza.

Recién llegado a la capital, puede visitarse de jueves a domingo, con aforo limitado y todas las medidas de seguridad para cumplir el protocolo covid-19. Es, por cierto, para todas las edades.