Montero advierte que la fiscalidad "se tendrá que modular" en Presupuestos

Montero advierte que la fiscalidad "se tendrá que modular" en Presupuestos

El presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, abrirá este miércoles con el líder del PP, Pablo Casado, y con la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, su ronda de reuniones con las fuerzas de oposición de para sondear posibles apoyos para la negociación de los Presupuestos Generales y la renovación pendiente de instituciones como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Esta ronda de reuniones fue anunciada por Sánchez la pasada semana, en su primera rueda de prensa con el propósito de "desterrar la lucha partidista" de la lucha contra el coronavirus.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes que Podemos es consciente de que no puede excluirse a ningún grupo para conseguir aprobar los presupuestos.

La "base" del anteproyecto presupuestario será el acuerdo de Gobierno, pero Sánchez ha recordado que la mayoría que conforman los dos partidos no es suficiente y solo llegan a 155 diputados cuando se necesitan 176, de ahí la necesidad de abrir el diálogo con todas las fuerzas.

"Lógicamente", ha dicho Sánchez, habrá que hablar con los "socios estratégicos para la estabilidad del Gobierno", entre los que ha citado al PNV aunque no a Esquerra, si bien después ha dicho que sigue confiando en el partido republicano catalán y mantiene con ellos su compromiso de diálogo con Cataluña.

Sánchez ha negado que haya habido veto de Podemos a Ciudadanos y, ante la negociación con ese partido, ha recordado a los naranjas que el suyo no es un Gobierno monocolor sino de dos formaciones políticas, la suya y Unidas Podemos.

Por otra parte, Sánchez ha vuelto a reprochar al PP su estrategia. Lo ha hecho al principio, cuando ha hablado de su preocupación sobre la situación epidemiológica en la Comunidad de Madrid y ha insistido en desterrar la lucha partidista, y lo ha hecho también después, al hablar de la negociación presupuestaria."Cuando escucho al PP decir que no apoyan el borrador de los presupuestos porque son la alternativa... Precisamente por eso, porque son la alternativa, en un momento inédito como el que está viviendo nuestro país, tenemos que apartar la lucha partidista en el combate contra el virus y anteponer el bien común al interés partidista", ha dicho. Y ha vuelto a pedir al principal partido de la oposición que se avenga a negociar la renovación de las instituciones.

"Qué sentido tiene el bloqueo por el bloqueo", ha dicho Sánchez, quien ha animado de nuevo a Pablo Casado a reconocer los resultados electorales y le ha dicho que "si quiere de verdad ser el líder de la oposición" lo que debe hacer es asumir su responsabilidad y "liderar el discurso de la oposición".

El líder del PP, Pablo Casado, fue el primero en ser citado en la Moncloa, a las diez de la mañana de este miércoles. Pablo Casado, ha asegurado que acudirá a la reunión de este miércoles con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con voluntad de "escuchar" sus propuestas aunque ha advertido de que no negociará los Presupuestos Generales del Estado si no rompe con Podemos."A mi no me presiona nadie", ha espetado Casado en una entrevista en Antena 3, después de que Sánchez apelase este lunes en un acto con empresarios, agentes sociales y representantes de la sociedad civil a la "unidad" y a "desterrar la pelea partidista". "Lo que faltó ayer fueron recetas y propuestas. Una hora de autombombo y propaganda para no decir nada", ha criticado el líder del PP.

La segunda fuerza en ser citada a la Moncloa ha sido Ciudadanos, pese a que sólo tiene diez escaños. Y es que este partido sí ha anunciado su disposición a empezar a hablar de los Presupuestos, que considera urgentes, para tratar de acordar un proyecto 'centrado' que deja de lado medidas 'populistas'. Su presidenta, Inés Arrimadas, ha sido citada este miércoles por la tarde. Arrimadas, ha asumido este martes que negociará unos presupuestos generales del Estado diseñados previamente en el seno de la coalición del PSOE y Unidas Podemos, y ha confiado en que sean "sensatos y moderados" y tengan "la menor ideología de Podemos posible".

Ese gesto de primar al partido naranja fue cuestionado por ERC y por Bildu, que instan a Sánchez a elegir entre Ciudadanos o las fuerzas que permitieron su investidura, e incluso levantó los recelos de Unidas Podemos, el socio de Gobierno del PSOE, que amagó con no apoyar unas cuentas pactadas con Ciudadano.

Las reuniones de Sánchez continuarán el jueves, día 3, con sendas reuniones presenciales con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, y con el del PNV, Aitor Esteban, así como con encuentros telemáticos con el Grupo Plural que comparten Junts, Más País-Equo, Compromís y el BNG.

El PNV negociará "con la mayor de las disposiciones" unas cuentas que le gustaría que fueran aprobados en el Congreso con los votos de los grupos que apoyaron la moción de censura y posibilitaron que Pedro Sánchez fuera presidente del Gobierno. Así lo explicado el presidente del PNV, Andoni Ortuzar.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado este martes que la fiscalidad pactada en el acuerdo de coalición entre PSOE y Undias Podemos "se tendrá que modular" en los nuevos Presupuestos para 2021 por la situación económica provocada por la pandemia de Covid-19, y también para lograr apoyos de otros grupos "que no pertenezcan al mismo espectro ideológico" del Gobierno. "No podemos ser ciegos a la situación económica. Tenemos a lo largo de la legislatura toda una agenda para una reforma fiscal progresiva", ha asegurado Montero que, en todo caso, ha dicho que ese marco fiscal que espera plasmar en las nuevas cuentas "se inspira en el acuerdo programático" de coalición.