Madrid, a la espera de la respuesta del Gobierno para reanudar las clases el 1 junio y preparar la EBAU

Madrid, a la espera de la respuesta del Gobierno para reanudar las clases el 1 junio y preparar la EBAU

Madrid pide al Gobierno que se reanuden las clases presenciales para alumnos de bachillerato. Los 30.000 estudiantes que se presentan este año a las pruebas de la EBAU están pendientes de si podrán retomar la actividad presencial el lunes. La petición aún no ha tenido respuesta por parte del ministerio.

Así pues, todavía está en aire la posibilidad de que las clases de segundo de bachillerato vuelvan de forma presencial el próximo lunes, aunque Madrid siga en fase uno. La Consejería de Educación lo ha solicitado, pero aún no hay respuesta del Gobierno y el tiempo pasa.

Según explica el consejero Educación, Enrique Ossorio, se haría de forma voluntaria y en clases reducidas y "con las medidas de seguridad sanitarias establecidas".

Refuerzo para los alumnos de Primaria

Ossorio ha indicado que si Madrid pasa el 8 de junio a fase 2 comenzará un refuerzo para aquellos alumnos de primaria que han tenido problemas para su aprendizaje durante el confinamiento por falta de medios. Esto se haría con cita previa, en tutorías y "no habría problemas ni de espacios ni de higiene".

Madrid quiere que segundo de bachillerato vuelva a clase el 1 de junio
Madrid quiere que segundo de bachillerato vuelva a clase el 1 de junio
Madrid quiere que segundo de bachillerato vuelva a clase el 1 de junio

Madrid quiere que segundo de bachillerato vuelva a clase el 1 de junio

El consejero explica que están pensando en tres escenarios en la Comunidad a la hora de afrontar la desescalada educativa. En primera instancia, se plantean que se vuelva en septiembre con "algún tipo de medida de higiene", algo que considera que sería "el mejor escenario para todos".

Otro escenario, sería que se vuelva a las aulas guardando dos metros de distancia, "más problemático", porque la dotación de profesores y de espacios "no están preparadas para eso".

Por último, el tercer escenario sería que a mitad de curso se produjera otro confinamiento y, en ese caso, ya están preparando herramientas informáticas. Asimismo, ha indicado que sería posible que estos tres escenarios implicasen una mayor contratación de profesores, aunque "habrá que esperar a ver qué sucede".

Sindicatos en desacuerdo

Para algunos sindicatos sería imprudente volver a las aulas el uno de junio porque Madrid no está preparada. Para CCOO "no hay condiciones para adelantar la Fase 2 en educación". Según el sindicato, las actividades presenciales deben estar muy limitadas "a alumnado que tenga dificultades especiales de cara a su titulación.

La secretaria general de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín, ha presentado la propuesta de desescalada del sindicato haciendo énfasis en los aspectos sanitarios y de protección frente al coronavirus.

Según Galvín, la vuelta a los centros educativos "exige garantía, control y cumplimiento de medias sanitarias", un plan de movilidad para un sistema educativo que tiene más de 1,2 millones de alumnos, y un plan de evaluación de riesgos dentro de los centros según las enseñanzas que se imparten, "que Madrid aún no ha diseñado".

Entre las medidas preventivas que propone CCOO, Galvín ha reiterado las que garantizan la distancia social de 2 metros, y entre ellas la "ineludible" bajada de ratios y la "necesaria" ampliación de plantillas, así como la adecuación y ampliación de infraestructuras educativas.

Clases presenciales

A su vez, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos ha propuesto diversas soluciones para la vuelta a los centros educativos en septiembre, como la reorganización de horarios o impartir cursos de metodología digital a los profesores.

La FAPA apunta que hay que volver a las clases presenciales lo antes posible, siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan, y se hayan puesto todos los medios de seguridad para ello.

También CSIF rechaza el regreso de la vuelta de la educación presencial del bachillerato a partir del lunes, que ve "muy precipitado y organizativamente muy complicado".

Las infantiles, en fase 3

El Ejecutivo autonómico plantea abrir las escuelas infantiles de cero a tres años cuando la región pase a fase 3, con aforo limitado y si los padres no pueden teletrabajar.

En el caso de Educación Especial y de Educación Infantil, entre 3 y 6 años, está descartada la vuelta a las clases presenciales este curso escolar. Los alumnos de 0 a 3 años volverán en la fase 3 porque "en educación infantil es difícil guardar las distancias" y por ello deben existir "circunstancias sanitarias muy positivas", ha señalado Ossorio.