Madrid devuelve los menús escolares a las empresas de catering y reprocha el "injusto acoso sufrido"

Madrid devuelve los menús escolares a las empresas de catering y reprocha el "injusto acoso sufrido"

En 10 días desaparecerán los polémicos menús elaborados por Telepizza, Viena Capellanes y Rodilla para los niños madrileños sin recursos, cuestionados por el Gobierno central como poco saludables. Desde la Comunidad anuncian que vuelven las empresas de catering y zanjan así la polémica con el gobierno nacional.

Madrid finaliza el 18 de mayo el reparto de comida rápida para los alumnos con beca de comedor cuyas familias reciben la Renta Mínima de Inserción. Las empresas de catering habituales vuelven a abrir y podrán encargarse de distribuir la comida. En estos meses se han repartido más de 130.000 menús, a 4.500 familias vulnerables, muy cuestionados por el Gobierno central por su calidad nutritiva, y que el Gobierno regional ha defendido por la excepcionalidad de la situación.

A partir de esa fecha serán las empresas de catering de los centros escolares las que suministren las comidas a los menores con beca de comedor y renta mínima.

Injusta campaña de acoso

El consejero de Educación, Enrique Ossorio, ha agradecido a Rodilla, Telepizza y Viena Capellanes la ayuda a la Comunidad de Madrid "en un momento en el que se nos cerraban todas las puertas" para dar menús a niños de familias desfavorecidas, y ello pese al "acoso político lamentable e injusto" que han sufrido.

“Han sufrido una campaña de acoso político realmente lamentable, totalmente injusta –ha dicho Ossorio- sus departamentos de nutrición buscaron menús variados, equilibrados, con distintas opciones que tienen carne, verdura, también pizza, sí, yogures... Unos menús variados para los alumnos".

"Nadie quiso colaborar con nosotros, y en ese momento complicado en dos días fueron capaces de poner este dispositivo. Fueron solidarios, estuvieron dispuestas a ayudar y siempre les agradeceremos lo que hicieron", ha concluido.

Polémica en la Asamblea

La semana pasada el Ministerio de Derechos Sociales cuestionó el valor nutricional de estos menús. Y este jueves la polémica llegaba a la Asamblea de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado que solo 4.500 familias perceptoras han pedido menús de comida rápida a mediodía durante la pandemia por el coronavirus. En respuesta a una pregunta formulada por el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, quien ha celebrado que 11.500 niños madrileños vayan a volver a tener una dieta saludable, cuando son 4.500.

Búsqueda de diálogo y acuerdo en un pleno de la Asamblea de Madrid marcado por el coronavirus

"Telepizza ya había admitido que sus productos no son para comerlos todos los días. Solo faltaba por enterarse usted, señora Ayuso, que como sucedió como el Ifemazo se ve obligada a rectificar a última hora. La pena es que su despotismo haya tardado siete semanas en desaparecer", le ha dicho el portavoz de Más Madrid.

"Nos ayudaron en los momentos más difíciles"

Díaz Ayuso ha agradecido la labor de las empresas que "han arrimado el hombro" durante la crisis del coronavirus, frente a lo que, a su juicio, ha hecho Más Madrid que ha sido "insultar y amedrentar" al Gobierno regional "constantemente" sin ofrecerle apoyo en ningún momento y sin hacer ninguna propuesta.

"En los momentos más difíciles, cuando en dos días tuvimos que cerrar los colegios de esta Comunidad, cuando no teníamos circunstancias para llevar tantos menús a niños en más de cien municipios diferentes, porque el problema era la distribución como tal, empresas como Telepizza, Rodilla o Viena Capellanes, a quienes estaré eternamente agradecida, nos ayudaron de un modo deficitario para poder apoyar a todas estas familias", ha explicado la presidenta madrileña.

Estas pizzas se han distribuido una vez a la semana, ha precisado Díaz Ayuso, quien ha acusado a Más Madrid de haber hecho "tanta demagogia que no se enteran de nada". "En el momento en el que todo empiece a volver a la normalidad, vamos a seguir con los menús y con el sistema que teníamos previamente" al cierre de los colegios, ha asegurado.

En dos meses, tan sólo 8 pizzas

El gobierno defiende que fue un recurso de emergencia ante la dificultad para repartir comidas en más de 100 municipios. Una de estas empresas, Telepizza, ha asegurado que los niños han comido, en dos meses, un máximo de 8 pizzas y que el servicio, subvencionado con 5 euros por menú, era deficitario.

La compañía ha señalado que "respondió con máxima celeridad" al requerimiento de la Comunidad de Madrid "a través de Marcas de Restauración", cuando "se solicitó que compañías con presencia en esta comunidad atendiesen en el plazo de 48 horas a la emergencia de ofrecer menús escolares a niños con beca comedor por Renta Mínima de Inserción (RMI)".

Asegura que elaboró cinco menús diferentes para cada día lectivo de la semana, "con el objetivo de ofrecer variedad y atendiendo a los criterios nutricionales de equilibrio entre aporte calórico, proteínas, etc".