Los Juzgados de la calle Albarracín, preparados para proteger a las víctimas

Los Juzgados de la calle Albarracín, preparados para proteger a las víctimas

Madrid está de estreno. En la calle Albarracín, número 31, funciona ya un nuevo núcleo penal. Tres edificios, 56 juzgados, y una extensión similar a la de cinco campos de fútbol juntos.

A pesar de esos espectaculares datos, destacan no sólo por ello, sino por estar especialmente adecuados para la protección de las víctimas de violencia de género y para los menores. Telemadrid ha podido entrar en ellos.

Entramos en el nuevo núcleo penal de la capital, la mayor infraestructura judicial tras los juzgados de plaza de Castilla. El edificio de la calle Albarracín, con 12.000 metros, acoge los juzgados de mujer, la Oficina de Atención a las víctimas y la primera 'cámara gesell' de Madrid, una cámara especial para tomar declaración a menores víctimas de delitos que cuentan, asimismo, con pasillos diferenciados para que no se crucen víctimas y agresores.

Se trata de un edificio judicial diseñado para proteger a las víctimas de violencia de género que cuenta, incluso, con una zona infantil para que los hijos de las víctimas no tengan que presenciar las declaraciones o los momentos de tensión en la sala de vistas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Justicia