La Justicia francesa obliga a conectar de nuevo al enfermo tetrapléjico en estado vegetativo

La Justicia francesa obliga a conectar de nuevo al enfermo tetrapléjico en estado vegetativo

Giro de 180 grados a una polémica que divide a Francia. Los padres de un tetrapléjico en estado vegetativo consiguen que la Justicia no permita que se le descononecte de su soporte vital. La medida llega 24 horas después de que las autoridades sanitarias iniciaran el proceso de desconexión por orden de otra sentencia judicial.

El enfermo es Vicent Lambert, un tetrapléjico de 42 años que lleva una década postrado en estado vegetativo. Un accidente de tráfico le dejó así cuando tenía 32 años.

Familia dividida

Desde entonces sus padres han luchado para que le mantenga con vida, alimentándole artificialmente. Algo a lo que se opone buena parte de su familia, desde la mujer de Lambert, que tiene su custodia legal, hasta cinco de sus seis hermanos.

El Estado Francés ya les ha dado la razón en repetidas ocasiones. Es perfectamente legal, dice la Justicia francesa, que se le retire la alimentación asistida.

Le habían desconectado

Este lunes comenzaron a suministrarle analgésicos y sedación, y dejaron de alimentarle. Pero los padres de Lambert han logrado paralizar esa muerte terapéutica. A las once de la noche de ayer, la Corte de Apelación francesa ordenaba que se restablezcan los cuidados al tetrapléjico.

Más allá del drama personal de Lambert, su caso ha suscitado un debate político y polémico en plena campaña electoral a las Europeas en Francia.

Polémica y división

Conservadores y extrema derecha abogan porque se le mantenga con vida. Un llamamiento que incluso ha respaldado el Obispado francés, la Santa Sede y el Papa Francisco.

Ajeno a todo este debate, víctima y protagonista a su pesar, Lambert sigue hoy, con vida, en su cama de hospital.