Jornada reducida en la construcción para hacer frente al calor del verano

Jornada reducida en la construcción para hacer frente al calor del verano

Este miércoles 15 de julio entra en vigor el horario de verano en la construcción. Desde este miércoles y hasta el próximo 15 de septiembre, será un horario continuo y reducido. El objetivo: evitar la exposición al calor. Es una vieja reivindicación del sector.

Se trata de una jornada continuada de 7 horas en vez de las 8 habituales y que se desarrolla durante la mañana, intentando acogerse a las horas de menos calor del día.

Con ella se trata de salvaguardar la seguridad y la salud de los trabajadores de la construcción, evitando así los temidos golpes de calor, debido a la realización de sobresfuerzos en las horas de mayor exposición al sol.

Una vieja reivindicación del sector de la construcción que en estas fechas se hace imprescindible.