Indignación por el fallo de la Manada de Manresa

Indignación por el fallo de la Manada de Manresa

Indignación en asociaciones judiciales y colectivos feministas por la sentencia contra la manada de Manresa, tras ser condenados por abuso y no por agresión sexual.

La Audiencia Provincial de Barcelona considera que la víctima, menor de edad, estaba en estado de inconsciencia y por eso los acusados no tuvieron que usar violencia o intimidación.

Piden una reforma del Código Penal para que sea agresión sexual siempre que no haya consentimiento de la víctima.

En concreto, la vicepresidenta de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo, ha explicado a Europa Press que han recibido el fallo de la Audiencia Provincial de Barcelona "indignadas", como cuando se hizo pública la sentencia de la 'La Manada' de los Sanfermines de 2016 en Pamplona.

"Simplemente con que la Audiencia Provincial de Barcelona hubiera seguido el criterio establecido en la sentencia del Tribunal Supremo (TS), que casó la de la Audiencia de Navarra, hubiera sido suficiente para que hiera sido otra", ha manifestado Gonzalo.

Según ha defendido la abogada, los hechos que estima probados son "constitutivos de delito de violación porque las circunstancias en las que estas conductas se produjeron son intimidantes para cualquier persona y, especialmente, para un persona de 14 años".

En este sentido, la vicepresidenta de Mujeres Juristas Themis ha rechazado que, "nuevamente un tribunal vuelve a poner el foco, al juzgar un delito sexual, en la víctima y no en los violadores". "La audiencia de Barcelona no necesitaba un cambio de la Ley para haber podido dictar una sentencia diferente por un delito de violación porque tiene jurisprudencia del Supremo a la que debe someterse", ha zanjado.

Por su parte, la magistrada Lucía Avilés, miembro de la Asociación de Mujeres Juezas, ha explicado a Europa Press que este nuevo fallo "hay que enmarcarlo dentro de un problema social, el de la violencia sexual". "Cuando llega a la justicia penal lo único que se demuestra es el fracaso del sistema. Con lo cual, aquí lo que vamos acumulando es fracaso tras fracaso", ha enfatizado.

La jueza ha puesto de relieve la "extrema gravedad" del delito perpetrado en Manresa porque la víctima es menor de edad. "Si en el caso de en Pamplona nos encontrábamos con un problema de interpretación de la norma, es decir, qué se entendía o qué se debía de entender por intimidación, en el caso de la violación de Manresa nos encontramos con un problema de la propia norma jurídica. La importancia de la sentencia no estriba tanto en cómo se tiene que interpretar la norma jurídica sino en la norma", ha puntualizado.

De esta forma, Avilés considera que si en Pamplona el foco se debió poner en sobre el Poder Judicial, "ahora se debe de poner en el Poder Legislativo, en la necesidad de impulsar la reforma del Código Penal para adaptarlo, ya y de una vez por todas, al Convenio de Estambul que obliga a España desde el año 2014".